Buscar

Unos 1.700 mineros participan en una sentada en el interior de una mina de Sudáfrica

13/01/2017 - 7:25

La compañía minera sudafricana Harmony Gold ha indicado este jueves que 1.700 de sus trabajadores participan en una "sentada ilegal" en el interior de la mina de Kusasalethu, cerca de la localidad de Johannesburgo.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

En un primer comunicado, la empresa ha detallado que la sentada comenzó el miércoles, agregando que "los empleados decidieron no volver a la superficie tras terminar el turno de mañana".

Posteriormente, ha afirmado que 18 trabajadores "han sido evacuados a la superficie a consecuencia de problemas de salud", indicando que "el último de ellos tiene síntomas de fatiga y deshindratación".

Harmony Gold ha manifestado que los huelguistas piden el pago de pluses especiales, el despido del director general y garantías de que no se tomarán medidas disciplinarias contra ellos.

La empresa ha pedido a los mineros "que regresen a la superficie, en interés de su seguridad y salud, y procedan a sus peticiones a través de los procesos establecidos".

Sudáfrica fue escenario en 2012 de la sangrienta represión de una huelga minera en Marikana, que se saldó con la muerte de 34 de los trabajadores a manos de las fuerzas de seguridad.

En diciembre, la Presidencia confirmó el pago de compensaciones y la apertura de casos contra policías involucrados en la muerte de los huelguistas.

Así, aseguró que actúa siguiendo las recomendaciones de la comisión de investigación del suceso, el más sangriento desde el fin del Apartheid en 1994.

La comisión recomendó que se presentaran cargos por asesinato e intento de asesinato, después de que se acusara a las autoridades de intentar encubrir lo ocurrido.

En los días previos, otros diez mineros murieron en protestas en una mina de la empresa Lonmin en Marikana, mientras que otras 17 perdieron la vida en otros incidentes con la Policía en los días posteriores.

En el incidente, que tuvo lugar el 14 de agosto de 2012, altos mandos policiales ordenaron desarmar y dispersar por la fuerza una manifestación de mineros considerada ilegal, a pesar de que se preveía un derramamiento de sangre.

Las autoridades abrieron fuego, causando la muerte de 34 mineros y heridas graves a más de 70. Un informe de la Comisión Farlam, publicado en junio de 2015, calificó la operación como "causa decisiva" de los fallecimientos.

Otras noticias

Contenido patrocinado





Lotería de Niño 2017

Primer Premio 08354

Segundo Premio 95379

Tercer Premio 85073