Buscar

El ministro de Exteriores surcoreano critica la estatua de las 'mujeres de confort' en Busan

13/01/2017 - 11:44
Más noticias sobre:

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung Se, ha asegurado que la colocación de una estatua en honor de las 'mujeres de confort' ante el Consulado de Japón en la ciudad surcoreana de Busan es un gesto "indeseable" que ha generado un problema diplomático, según informa la agencia de noticias Yonhap.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung Se, ha asegurado que la colocación de una estatua en honor de las 'mujeres de confort' ante el Consulado de Japón en la ciudad surcoreana de Busan es un gesto "indeseable" que ha generado un problema diplomático, según informa la agencia de noticias Yonhap.

"En la comunidad internacional, se considera por lo general indeseable establecer ciertas instalaciones o esculturas antes oficinas consulares o diplomáticas", ha afirmado Yun, en una comparecencia parlamentaria.

El Gobierno de Japón ha decidido retirar temporalmente a su embajador y a su cónsul general en Busan y ha suspendido las negociaciones para el cambio de divisas en protesta por la colocación de una estatua en recuerdo de las 'mujeres de confort' ante el Consultado General de Japón en Busan el 30 de diciembre.

El ministro ha dicho que sus declaraciones no implican que su Gobierno se oponga a la colocación de la estatua sino que considera que hay que recoger más opiniones sobre el lugar en el que tiene que estar emplazada.

Los historiadores estiman que hubo más de 200.000 mujeres, en su mayoría coreanas, que fueron utilizadas como esclavas sexuales por los militares japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. Japón ha pedido perdón por su papel pero ha negado que fuera el Gobierno el que promoviera el reclutamiento de las esclavas sexuales.

El Gobierno de Busan retiró en un primer momento la estatua pero luego volvió a colocarla en su lugar por la polémica generada. El Gobierno de Japón sostiene que la colocación de la estatua va en contra del acuerdo firmado entre ambos países en 2015, cuando Tokio acordó aportar 1.000 millones de yenes para la creación de una fundación para apoyar a las víctimas.

La oposición surcoreana y grupos civiles reclamaron entonces la cancelación del acuerdo por considerar que fue firmado sin el apoyo de las víctimas y que no incluía una verdadera disculpa del Gobierno nipón y un reconocimiento de su responsabilidad legal.

Otras noticias

Contenido patrocinado