Buscar

DESTACAMOS
Cancelado un concierto en Róterdam tras localizarse una furgoneta con matrícula española que llevaba bombonas de gas

Santos pide que se estime el testimonio de Bula sobre Odebrecht pero señala que "el daño ya está hecho"

16/02/2017 - 1:02
Más noticias sobre:

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha pedido que se tenga en cuenta el testimonio del exsenador Nicolás Bula, que este martes envió una carta al Consejo Nacional Electoral (CNE) asegurando que no entregó dinero procedente de la trama corrupta de Odebrecht a su campaña para su reelección en 2014.

BOGOTÁ, 15 (EUROPA PRESS)

No obstante, ha matizado que "el daño ya está hecho". En declaraciones pronunciadas desde el quinto gabinete binacional celebrado en Ecuador, el mandatario colombiano ha indicado que de la afirmación de Bula, detenido el pasado 15 de enero por su implicación en el 'caso Odebrecht', se extrae que "más claro no canta un gallo".

"Los hechos hablan por sí solos y de los testimonios usted puede sacar las conclusiones", ha afirmado, según recoge la emisora Caracol Radio.

Si bien ha reiterado que se debe tener en cuenta el testimonio del exsenador, ha apuntado que al afirmar la Fiscalía que podrían existir vínculos entre la trama de la empresa brasileña y su campaña de 2014 hizo mucho daño, "un daño inicial que dio la vuelta al mundo, que salpica al Gobierno y a las instituciones colombianas".

"Yo espero que recojan velas con este testimonio", ha agregado. Santos ha explicado que esta información se publicó tras aparecer "un testimonio sin corroborar" que "no tiene ningún sustento".

"El propio señor Bula dijo que nunca había dicho lo que supuestamente se había dicho, por eso digo que los hechos hablan por sí solos", ha insistido.

Así, ha pedido "celeridad y severidad" en la investigación para determinar los responsables en el marco del 'caso Odebrecht'. Por último, ha adelantado que la Fiscalía ofrecerá nuevos datos sobre el caso, señalando que el ente ha recibido "información" para identificar a quien recibió ese presunto dinero.

La Fiscalía informó la semana pasada que Odebrecht podría haber financiado con un aporte de un millón de dólares la campaña de 2014 a la reelección del mandatario, si bien matizó después que no había ninguna prueba documental de la presunta financiación y que toda la acusación se basaba en el testimonio jurado de Bula.

Según estas declaraciones, Bula habría entregado el millón de dólares al gerente de la campaña electoral, Roberto Prieto, a través de una tercera persona (Andrés Giraldo) sin utilizar para ello ningún documento con el fin, precisamente, de no dejar rastro.

"No es cierto, ni me consta, ni he dicho que el dinero que le entregué al señor Andrés Giraldo fuera un aporte a la campaña 'Santos Presidente' o al presidente Juan Manuel Santos", indicó, en una misiva escrita de su puño y letra en la que solicita al CNE que le llamen a declarar para que pueda confirmar esta información.

Prieto, por su parte, calificó de "infundadas, tendenciosas y calumniosas" estas acusaciones y aseguró que "nunca" ha compartido ni un café con Bula. El jefe de campaña subrayó además, en un comunicado, que se negó a recibir donaciones y que el esfuerzo electoral se financió solamente con los fondos de reposición que establece la ley.

CASO ODEBRECHT

Odebrecht y su filial petroquímica, Braskem, llegaron el pasado diciembre a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos por el cual admiten el pago de sobornos a funcionarios de 12 países para conseguir contratos públicos. Ambas compañías se han comprometido a pagar conjuntamente una multa de 3.500 millones de dólares a cambio de que se retiren los cargos en Estados Unidos, Suiza y Brasil.

Este acuerdo se enmarca en las investigaciones estadounidenses por el caso 'Lava Jato', en el que las autoridades brasileñas indagan en una red de pago y cobro de sobornos a políticos de distinto signo para lograr contratos de la petrolera estatal, Petrobras.

Odebrecht ha reconocido el pagó más de 2.000 millones de dólares en sobornos a funcionarios y políticos brasileños y otros 439 millones de dólares en otros países de la región.

Otras noticias

Contenido patrocinado