Buscar

ÚLTIMA HORA:
Rajoy y Sánchez acuerdan convocar elecciones en Cataluña en enero (10:24)

Presidente sirio afirma que Raqa no es prioritaria en la lucha antiterrorista

AFP
16/02/2017 - 8:10

El presidente sirio, Bashar Al Asad, estimó que Raqa, feudo de la organización Estado Islámico (EI), no es un objetivo prioritario y reafirmó que quiere retomar el control de todo el territorio, en una entrevista difundida el jueves en medios franceses.

Interrogado por la radio Europe 1 y las cadenas de televisión TF1 y LCI para saber si Raqa, donde los ataques yihadistas que golpearon Francia fueron supuestamente preparados, es un "objetivo prioritario", respondió: "No, y reitero que estos ataques no fueron necesariamente preparados en Raqa. Raqa solo es un símbolo de Dáesh", (acrónimo del EI).

"Hay una presencia de Dáesh cerca de Damasco. Están en todas partes. En este momento, están en Palmira y en la zona este de Siria. Entonces, no, no se trata solo de Raqa. Las prioridades están en todas partes", prosiguió Bashar Al Asad en esta entrevista realizada en inglés el martes en Damasco.

"Y esto depende de la evolución de los combates. Pero para nosotros, todo cuenta: Raqa, Palmira, Idlib, ¡todo cuenta!", insistió, reafirmando que "corresponde al gobierno retomar el control de todo el territorio".

Raqa, "capital" autoproclamada de los yihadistas, es el próximo objetivo de la coalición militar internacional liderada por Estados Unidos. Una alianza arabokurda, respaldada por la coalición, las Fuerzas Democráticas Sirias, comenzó la ofensiva avanzando hacia la ciudad desde el norte.

Por otra parte, el presidente sirio desmintió de forma categórica que su régimen practique la tortura y rechazó las recientes acusaciones de Amnistía Internacional sobre las ejecuciones y las atrocidades perpetradas en una cárcel cerca de Damasco. Según esta oenege, el régimen ahorcó a 13.000 personas entre 2011 y 2015 en la cárcel de Saydnaya.

"Tenemos todas las informaciones que necesitamos. No recurrimos a la tortura. No forma parte de nuestra política", afirmó, a pesar de que el régimen ha sido denunciado en múltiples ocasiones por casos de torturas y ejecuciones arbitrarias en las cárceles o en los centros de los servicios de inteligencia.

"Si hubiéramos cometido estas atrocidades, en cualquier momento del conflicto, no contaríamos con el apoyo popular que tenemos al cabo de seis años", agregó Al Asad.

Respecto a las negociaciones internacionales sobre Siria, para poner fin a un conflicto que ha dejado más de 300.000 muertos, el mandatario estimó que los países occidentales "se han aislado" al apoyar a "grupos que representan el terrorismo contra el gobierno".

blb/gde/es


Otras noticias

Contenido patrocinado