Buscar

Marco Enríquez-Ominami aspirará por tercera vez a la presidencia chilena

AFP
19/05/2017 - 18:17

El líder del Partido Progresista (PRO) de Chile Marco Enríquez-Ominami, 'enfant terrible' de la política que llegó a amenazar a los partidos tradicionales de su país, inscribió este viernes su candidatura para las elecciones presidenciales de noviembre.

"Soy candidato por tercera vez", dijo este cineasta bien parecido que irrumpió en la política chilena con un mensaje de ruptura en las elecciones de 2009, quedando en tercer lugar con el 20% de los votos.

En plena precampaña para los comicios del próximo 19 de noviembre, MEO -el acrónimo de su nombre con el que es conocido en Chile- se ha convertido en el segundo candidato en registrarse en el Servel, la autoridad electoral, después de Carolina Goic, la aspirante de la Democracia Cristiana e integrante de la Nueva Mayoría que gobierna actualmente con la socialista Michelle Bachelet.

Este trámite permite a los inscritos iniciar la "precampaña", ya que ninguno de los dos participará en las primarias que se realizarán el 2 de julio próximo.

Los otros candidatos, mejor posicionados en las encuestas, son el expresidente Sebastián Piñera, un acaudalado empresario de derecha que ya ocupó La Moneda de 2010 a 2014; el senador y experiodista Alejandro Guillier, candidato de una parte de la Nueva Mayoría; y Beatriz Sánchez, también periodista, que aspira a la presidencia por el Frente Amplio.

Prácticamente desaparecido de las encuestas, MEO llega a esta campaña debilitado y con la sombra de la justicia pisándole los talones, ya que está imputado por delitos tributarios por la emisión de facturas falsas para financiar su campaña.

También está en la mira de la justicia chilena por utilizar un avión privado de la empresa brasileña OAS en las elecciones de 2013.

Fundador y dirigente del pequeño Partido Progresista (PRO) -que no tiene representación parlamentaria-, MEO, de 43 años, fue diputado del Partido Socialista antes de iniciar su carrera en solitario.

Acusado de populista, rebelde sin causa y mujeriego, Enríquez quedó tercero en los últimos comicios que ganó Michelle Bachelet con el 62% de los votos.

Nacido meses antes del golpe de Estado que instaló en el poder a Augusto Pinochet, en 1973, Enríquez vivió hasta su adolescencia en Francia, adonde partió exiliado junto a su madre, la periodista Manuela Gumucio. Su padre, Miguel Enríquez, secretario general del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), fue abatido en octubre de 1974 por agentes de la temida Dirección de Inteligencia Nacional.

af/msa/gv


Otras noticias

Contenido patrocinado