Buscar

Pesimismo al reanudarse conversaciones sobre programa nuclear norcoreano

AFP
8/12/2008 - 11:40

Altos funcionarios de seis países iniciaron el lunes en Pekín una nueva ronda de conversaciones sobre el desmantelamiento de los programas nucleares norcoreanos, en un ambiente de pesimismo sobre las perspectivas de progreso.

Estas discusiones constituyen el último esfuerzo del gobierno del presidente saliente norteamericano, George W. Bush, para lograr avances en una de sus interminables iniciativas diplomáticas.

Las esperanzas de lograr progresos se vieron ensombrecidas por la oposición norcoreana a la idea de que los inspectores se lleven muestras atómicas de sus instalaciones.

"Temo que ninguno de mis interlocutores vio optimismo alguno en las perspectivas de las conversaciones de las seis partes", dijo el jefe de los delegados surcoreanos, Kim Sook, antes de que se iniciara la sesión con los representantes de China, Corea del Sur, Corea del Norte, Estados Unidos, Japón y Rusia.

Esta fuente dijo a los periodistas que esperaba que los norcoreanos "no utilizaran tácticas dilatorias" hasta que asuma la nueva administración del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, en enero próximo.

El jefe de los negociadores norteamericanos, Christopher Hill, también manifestó expectativas modestas.

"Nos hemos preparado bien para las reuniones, de modo que veremos si es posible hacer algo. No estamos tratando de resolver todos los problemas", dijo.

"Como todas las reuniones de las seis partes, será una negociación difícil", agregó.

Estas discusiones, que se llevan a cabo en un complejo gubernamental en el oeste de Pekín, a pesar de la aparente negativa de los norcoreanos de llegar a un acuerdo con Japón, comenzaron alrededor de las 16H30 del lunes (08H30 GMT), 90 minutos más tarde de lo previsto, afirmó un responsable chino.

Corea del Norte anunció el sábado que no reconocería la participación de Japón en protesta por la negativa nipona a suministrarle ayuda energética en el marco de un acuerdo que ofrecía a los norcoreanos energía y concesiones diplomáticas a cambio de su desnuclearización.

No obstante, un funcionario surcoreano indicó que todos los delegados estaban presentes cuando se reanudaron las conversaciones.

Varias de las delegaciones llevaron a cabo reuniones bilaterales preliminares, incluyendo a los dos equipos coreanos.

"Las relaciones bilaterales también son importantes para lograr progresos en las conversaciones de las seis partes", declaró el jefe de los negociadores surcoreanos, Kim Sook, antes de entrevistarse con su homólogo norcororeano, Kim Kye-Gwan.

Se espera que la actual ronda de conversaciones se dedique fundamentalmente a discutir la forma de verificar la declaración norcoreana sobre sus instalaciones nucleares.

En conformidad con un importante pacto firmado en 2007, Corea del Norte accedió a inutilizar sus instalaciones en su planta nuclear productora de plutonio de Yongbyon y a revelar sus actividades atómicas.

A cambio, recibiría un millón de toneladas de fuel oil o de una ayuda energética equivalente. Aproximadamente la mitad de dicha asistencia ya ha sido entregada.

Pero Japón retiene su parte hasta que Corea del Norte le entrege un informe completo sobre los ciudadanos japoneses secuestrados por los norcoreanos durante la Guerra Fría.

Corea del Norte reconoció que capturó a algunos japoneses para entrenar a sus espías, y en 2002 permitió que cinco de ellos regresaran a su patria. Aunque las autoridades norcoreanas insisten en que los otros murieron, Japón cree que están vivos.

jkw-ph/dma/it/gc


Otras noticias

Contenido patrocinado