Buscar

Crónica Afganistán.- La presencia talibán se extiende ya al 72 por ciento del territorio afgano, según un informe

8/12/2008 - 13:50

La OTAN y Kabul rechazan estas cifras, calificándolas de poco creíbles y confusas

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La presencia talibán en Afganistán se extiende hasta el 72 por ciento del territorio, aumentando así en un 18 por ciento con respecto a noviembre de 2007, y en algunas ciudades y pueblos han establecido una especie de gobierno 'de facto' según revela el último informe del 'think tank' International Council on Security and Development (ICOS).

De hecho, la organización asegura que "el incremento de su expansión geográfica demuestra que las estrategias políticas, militares y económicas de los talibán son ahora más exitosas que las de Occidente en Afganistán".

Como ejemplo, ICOS indica que una vez que han asegurado su dominio "permanente" en muchas zonas del sur del país, y al sentirse muy confiados, los talibán están "a las puertas de la capital" y ya se están infiltrando en algunas zonas de la ciudad.

"En las cuatro puertas que salen de Kabul, tres se encuentran en peligro por la actividad de los talibán. Las carreteras del oeste (...) se han convertido en inseguras para el transporte afgano e internacional cuando se llega a la entrada de la provincia de Wardak, que está a unos 30 minutos de los límites de la ciudad", explica el informe.

La carretera sur hacia Logar tampoco está a salvo de la actividad talibán, mientras que la que lleva a Jalalabad, hacia el este, pierde la seguridad de la que puede gozar cerca de Kabul cuando llega a Sarobi, a una hora de la capital. De las dos carreteras que parten hacia el norte, sólo una, la que se dirige al valle de Panjshir, al túnel de Salang y a Mazar i Sharif, es considerada segura. La otra vía, que lleva a la base aérea de Bagram, es utilizada frecuentemente por convoyes militares, pero también por los milicianos talibán.

UNA "SOGA" ALREDEDOR DE KABUL

Según ICOS, esta cada vez mayor actividad insurgente hace que los talibán estén rodeando a Kabul con una "soga". También están estableciendo bases en las inmediaciones, desde las que lanzan sus ataques. Esta posibilidad ha dado a los talibán más oportunidades para atentar en la capital, donde se han incrementado dramáticamente los secuestros de afganos y extranjeros, explosiones y asesinatos.

Esta situación ha llevado también a la formación de un terreno fértil para la criminalidad y los vínculos entre los talibán y los delincuentes comunes se están haciendo más fuertes. Todo esto ha llevado a las autoridades afganas y a las fuerzas extranjeras desplegadas en el país a cambiar la estrategia.

Una estrategia que se ha visto gravemente afectada por el control que ejercen los talibán sobre las decisiones y acciones tanto políticas como militares. Pero en el caso de las fuerzas extranjeras, la falta de recursos adecuados hace que, por ejemplo, la coalición de la OTAN no esté preparada para este nuevo reto.

Cualquier acción que marque la diferencia, según ICOS, requeriría "un significativo incremento de tropas en decenas de miles". Para la organización, en la estrategia de Occidente en Afganistán ha habido progresos, pero también "cabezonería" para continuar con políticas fallidas como las acciones militares que dejan víctimas civiles, la falta de ayuda efectiva al desarrollo y apoyo para erradicar los programas de cultivo de adormideras.

"La incapacidad de los actores locales e internacionales para responder a la consolidación de la insurgencia en Afganistán es profundamente preocupante, y el fracaso de los maestros políticos de la OTAN para hacer frente a las realidades de la situación de seguridad en Afganistán ha llevado al país y al Gobierno de (Hamid) Karzai al borde de un precipicio", señala el informe de ICOS.

TÁCTICAS DE LOS TALIBÁN

La presidenta e investigadora jefe de ICOS, Norine MacDonald, afirmó que "los talibán controlan ahora la dinámica política y militar en Afganistán", y alertó de que "a pesar de los nefastos niveles de seguridad de los últimos meses se ha producido sorprendentemente un pequeño cambio en la respuesta de la comunidad internacional".

ICOS indica en su último informe que los talibán han recurrido a "sofisticadas tácticas terroristas" y a una "compleja red de inteligencia" para conseguir expandir la inestabilidad por amplias zonas del país, mediante una "sostenida campaña de violencia". "Los talibán están rodeando con una soga a Kabul y hay realmente peligro de que invadan Afganistán delante de las narices de la OTAN", señaló el director de Política de ICOS, Paul Burton.

Pero los talibán, según la organización, también están ganando a otro nivel: "la batalla por los corazones y las mentes" de la población. En este sentido, la insurgencia se ha atraído la simpatía de muchos afganos debido a las quejas cada vez más frecuentes contra las acciones de la OTAN y la coalición liderada por Estados Unidos, los altos índices de paro y la erradicación de cultivos de amapolas, con las que se fabrica heroína pero es medio de vida para mucha gente.

PROPUESTAS

Para MacDonald, la estrategia debe cambiar si las coaliciones en Afganistán quieren tener éxito. En su opinión, deben mantenerse los "instrumentos clásicos de seguridad, como son la intervención militar y las labores de Inteligencia", requiriéndose un aumento del número de tropas extranjeras integradas en la Fuerza de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN hasta "un mínimo de 80.000".

Pero añadió también "otros elementos como la creación de empleo y el desarrollo, junto con la mejora de la justicia, las políticas antidrogas, contra el analfabetismo, medios de comunicación y una sociedad civil abiertos y libres, así como el éxito de los Objetivos de Desarrollo del Milenio". En definitiva, favorecer la estabilización y la reconstrucción de Afganistán.

Según ICOS, "es hora de centrarse en proveer a los afganos corrientes de las necesidades para su vida", ya que es "simplemente inaceptable que siete años después de entrar en el país la comunidad internacional no haya establecido mecanismos para asegurar que cada afgano tenga acceso a comida y agua".

Pero estas conclusiones expuestas por la organización en su último informe no han sido compartidas por la OTAN y el Gobierno afgano. Por un lado, el portavoz de la Alianza Atlántica, James Appathurai, aseguró que no ve "creíbles" los datos de ICOS en los que indica que los talibán están presentes en el 72 por ciento del territorio.

"Los talibán actualmente sólo están presentes en el sur y en el este, lo que ya representa menos del 50 por ciento del país", explicó Appathurai, mientras que Kabul también rechazó el informe, alegando que "además de una cuestionable metodología y su confusión conceptual, el documento ha malinterpretado" las actividades de los talibán, las cuales considera "esporádicas" y dirigidas a aterrorizar a la población y a llamar la atención de la prensa.


Otras noticias

Contenido patrocinado