Buscar

Miles de peregrinos musulmanes realizan la parada más peligrosa del 'haj' sin incidentes

8/12/2008 - 17:48

MENA (ARABIA SAUDÍ), 8 (Reuters/EP) Cientos de miles de peregrinos musulmanes apedrearon hoy los tres puntos del recorrido con los pilares, que simbolizan el demonio, en el estrecho valle de Mena, situado a las afueras de La Meca, en la parada más peligrosa de la peregrinación a este lugar, que también se conoce como el 'haj'.

Los peregrinos comenzaron así la costumbre de los tres días de la lapidación y celebraron el primer día de Eid al Adha, que conmemora la voluntad de Abraham para sacrificar a su hijo. "Nos llevó cierto tiempo ya que nos hicieron ir en línea, pero fue fácil de hacer", declaró un contable egipcio, Usama Jashaba, después de lanzar piedras en el puente Jamarat, en un ritual que representa el rechazo de la tentación.

Este puente, situado en el valle de Mena, ha sido escenario de varias estampidas mortales, la última en 2006, cuando 362 personas fueron aplastadas hasta la muerte en la peor tragedia del 'haj' desde 1990.

Las autoridades saudíes han realizado renovaciones para facilitar la afluencia de peregrinos al puente, añadiéndole un nivel extra para que así haya cuatro plataformas desde las cuales se puedan lanzar piedras cada día. Las autoridades también pidieron a los peregrinos que este año lanzaran piedras a cualquier hora del día en vez de hacerlo sólo durante la tarde, como han insistido durante largo tiempo los clérigos saudíes.

Arabia Saudí no ha registrado ningún fallo logístico en el 'haj', un desafío logístico que se ha visto empañado en años anteriores por fuegos mortales, colapsos hoteleros, enfrentamientos de la Policía con los peregrinos y estampidas causadas por el hacinamiento.

Las elaboradas medidas de control de la multitud, que implican a las fuerzas de seguridad y un camino de laberintos marcados por las barreras, guían a los peregrinos hasta los tres lugares en el puente hacia los cuales los peregrinos lanzan las piedras que han recogido la noche anterior en otro de los escenarios, denominado 'muzdalifa'.

El Gobierno también ha sido más rígido y ha impedido que los saudíes y los extranjeros tomen parte sin un permiso oficial. Los medios de comunicación saudíes dicen que se ha registrado una cifra récord de 1,72 millones de peregrinos extranjeros. Más de medio millón de peregrinos también se unen del propio país, que aloja uno de los sitios más sagrados del Islam.

La mayoría de peregrinos regresa a la Gran Mezquita de La Meca después de la primera serie del ritual del lanzamiento de piedras. La gran mayoría inundará la mezquita a primera hora de la mañana rodeando la 'kaaba', un cuadrado negro que deben rodear siete veces y al que deben dirigirse cuando realicen sus oraciones.

Aunque no se han producido desastres, las autoridades saudíes no pudieron detener las actividades políticas que se había pedido a los peregrinos que evitaran. La televisión iraní mostró a los peregrinos iraníes ayer coreando "Muerte a América" y "Muerte a Israel".


Otras noticias

Contenido patrocinado