Buscar

Destacamos
Muere Avicii a los 28 años, uno de los DJ más famosos del mundo

Cinco ex guardias de Blackwater, acusados del homicidio de 14 iraquíes en Bagdad en 2007

8/12/2008 - 20:53

WASHINGTON, 8 (Reuters/EP) Cinco ex guardias de la compañía de seguridad privada Blackwater fueron acusados hoy de homicidio por la muerte de catorce civiles desarmados y las heridas sufridas por otros 20 en un tiroteo en Bagdad en 2007, según informó el Departamento de Justicia estadounidense.

En un acta de acusación de 35 cargos, los cinco hombres fueron imputados de homicidio, intento de homicidio y violación de las normas de uso de armas. De ser condenados, se enfrentarían a 10 años en prisión por cada uno de los cargos por homicidio, además de una pena adicional por los otros cargos.

"El Gobierno alega en los documentos publicados hoy que al menos 34 civiles iraquíes desarmados, incluidas mujeres y niños, fueron abatidos o heridos sin justificación o provocación por estos guardias de seguridad de Blackwater en el tiroteo en la plaza Nisoor", explicó Patrick Rowan, fiscal general adjunto para la seguridad nacional. Un sexto guardia de Blackwater se había declarado culpable el viernes pasado, según informó el Departamento de Justicia.

Un abogado del equipo que representa a los guardias afirmó que estos son inocentes de todos los cargos. "Fueron contratados como contratistas por el Departamento de Estado para proteger a los responsables gubernamentales", subrayó Brent Hatch ante la prensa en la ciudad de Salt Lake City, en Utah. "Hicieron su trabajo para el que fueron contratados, y como el Departamento de Estado les pidió que lo hicieran", añadió.

Los cargos se presentaron tras más de un año de investigaciones del FBI en uno de los casos de mayor perfil que tiene por delante el presidente, George W. Bush, antes de abandonar el cargo el próximo 20 de enero.

El tiroteo se produjo cuando los guardias de seguridad privados escoltaban un convoy de diplomáticos estadounidenses a través de Bagdad el 16 de septiembre de 2007. Los guardias, veteranos soldados estadounidenses, estaban respondiendo a un atentado con coche bomba cuando estalló el tiroteo en un concurrido cruce.

Blackwater, con sede en Carolina del Norte, es la mayor subcontrata de seguridad de Irak. La empresa ha defendido que sus guardias actuaron de forma legal y en propia defensa después de que su convoy fuera disparado.

El tiroteo provocó las iras del Gobierno iraquí, que quería poner a los guardias privados bajo la jurisdicción legal iraquí. Los iraquíes también expresaron su malestar después de que el pasado mes de abril el Departamento de Estado renovara el contrato con Blackwater para proteger a su personal en Bagdad.

Está previsto que los guardias hagan su primera comparecencia ante el tribunal hacia las 15:00 horas (21:00 hora española). Hatch no precisó cuándo presentarán una alegación.


Otras noticias

Contenido patrocinado