Buscar

O.Próximo.- La muerte de cinco niños y dos adultos eleva a 427 el número de muertos en Gaza, según fuentes palestinas

2/01/2009 - 14:34

La muerte de cinco niños y dos adultos en las últimas horas ha elevado a 427 el número de víctimas mortales de los bombardeos efectuados por la aviación israelí sobre la Franja de Gaza desde el pasado sábado, según la agencia palestina de noticias Maan. Los heridos de la llamada operación 'Plomo Fundido', que cumple su séptimo día consecutivo, se elevan a 2.200.

JERUSALÉN, 2 (EUROPA PRESS)

Fuentes médicas palestinas han informado de la muerte de tres niños palestinos que fueron alcanzados por los misiles de la aviación mientras jugaban en una calle de la aldea de Al Qarara, cerca de Jan Yunés, en el sur de la Franja de Gaza.

Este ataque es uno de los alrededor de 30 efectuados hoy por Israel en su ofensiva aérea contra las milicias del Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás). Este mediodía, varios misiles impactaron en la vivienda de un líder del brazo armado de Hamás, las Brigadas de Al Qassam, en el centro de la Franja de Gaza, y poco antes un hombre de 20 años de edad, Fadi Shebat, falleció a causa de un misil israelí en Beit Hanún.

Otros dos menores de edad, Christine At Turk, de seis años, y Hammad Mesbeh, de quince, perecieron a causa de un bombardeo efectuado también al mediodía por la aviación israelí en la ciudad de Gaza.

Durante la pasada noche se registraron numerosos bombardeos, dirigidos sobre todo contra zonas residenciales, según Maan. Un palestino llamado Foad al Matuq murió y cuatro personas resultaron heridas esta mañana como consecuencia del impacto de misiles israelíes contra una vivienda vacía en el campo de refugiados de Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza. El objetivo del ataque era la casa de Nabil Matuq, hermano del fallecido.

A primera hora de la mañana, varios misiles alcanzaron las viviendas de dos miembros de Hamás en el campo de refugiados de Al Bureij, cerca de la ciudad de Gaza. Las casas quedaron totalmente destruidas, al igual que otros edificios.

Una de las viviendas alcanzadas pertenecía a Jamal Ad Durrah, padre de Muhammad Ad Durrah, cuya muerte a los doce años por los disparos israelíes en septiembre de 2000 mientras era protegido por su padre se convirtió en una de las imágenes de la última Intifada.


Otras noticias

Contenido patrocinado


El flash: toda la última hora