Buscar

Perú busca derrota definitiva de Sendero Luminoso en 2009 (jefe militar)

AFP
2/01/2009 - 20:03

Las fuerzas armadas de Perú se abocarán en 2009 a la derrota definitiva de los remanentes de la guerrilla Sendero Luminoso y a recuperar la capacidad disuasiva de los institutos armados, dijo el viernes el nuevo jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Francisco Contreras.

"Para nosotros la tarea principal en el frente interno hoy en día es la derrota definitiva de los remanentes del terrorismo en el valle de los ríos Ene y Apurímac (VRAE, sudeste) y en el valle del Alto Huallaga (este) o donde se encuentren", dijo al asumir el cargo.

El oficial también subrayó que durante su gestión continuará "dando los pasos decisivos para recuperar la operatividad de nuestras fuerzas, que nos permitan contar con una capacidad disuasiva para hacer frente a cualquier amenaza o riesgo que ponga en peligro a la nación".

Contreras, quien reemplaza en la presidencia del Comando Conjunto de las FFAA al almirante José Aste, asumió el cargo en un acto en la sede del Cuartel general del Ejército, con asistencia de la alta oficialidad de la fuerza aérea, marina de guerra y del ejército.

El jefe militar dijo que la lucha contra los "delincuentes terroristas se hará con respeto a los derechos humanos".

El ministro de Defensa, Antero Florez Aráoz, coincidió con Contreras y dijo que "con facilidad inaudita se echa lodo a las fuerzas armadas" acusándolas de secuestrar a personas en el combate a Sendero Luminoso.

Responsabilizó a organizaciones no gubernamentales de hacer esas imputaciones. "Las FFAA no secuestran a nadie", dijo.

El ejército desarrolla acciones militares en Vizcatán, en la zona del VRAE, un área montañosa de difícil acceso en el departamento de Ayacucho donde sobrevive una columna senderista que dirige el "camarada Alipio" desde hace más de quince años.

El gobierno y analistas de la violencia señalan que esta columna actúa en alianza con narcotraficantes para facilitarles el traslado de la droga, y han dejado toda motivación ideológica para convertirse en grupos delincuenciales que las autoridades califican de "narcoterroristas".

Sendero Luminoso (maoísta) desató una guerra interna en 1980 que al cabo de 20 años dejó unos 70.000 muertos y desaparecidos, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

rm/cap


Otras noticias

Contenido patrocinado