Buscar

DESTACAMOS
El Atlético empata sin goles ante el Betis y deja LaLiga en bandeja para el Barcelona

Crónica O.Próximo.- Israel sigue descartando un alto el fuego mientras la diplomacia internacional hace sus propuestas

6/01/2009 - 21:14

El Ejército israelí mata a 30 palestinos en una escuela de la ONU y asegura que desde allí se disparaban proyectiles

JERUSALÉN, 6 (EUROPA PRESS)

Pese a que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó hoy que el fin de la violencia en la Franja de Gaza "no está lejos", Tel Aviv sigue descartando el alto el fuego que persiguen los esfuerzos diplomáticos de la comunidad internacional. Mientras, la ofensiva del Ejército israelí ha elevado la cifra de palestinos muertos a más de 550, incluidos los que han perdido la vida por los ataques efectuados contra dos escuelas de la ONU.

Sarkozy dijo estar "convencido de que hay soluciones". "No estamos lejos de ellas. Lo que se necesita es que uno de los actores comience a llevar las cosas en la dirección adecuada", afirmó Sarkozy durante su visita a las tropas francesas desplegadas en el sur de Líbano.

Después, Sarkozy regresará a Egipto para entrevistarse de nuevo con el presidente de ese país, Hosni Mubarak, porque existe "aunque sea una vía muy estrecha" para obtener un alto el fuego, según explicó el primer ministro francés, François Fillon.

El jefe del Estado galo, que realiza desde ayer una gira por la región de Oriente Próximo con el fin de lograr una tregua por razones humanitarias, se reunió hoy en Damasco con el presidente sirio, Bashar el Assad, a quien pidió ejercer su influencia para presionar a Hamás.

París quiere que las partes alcancen la paz, para lo cual es necesaria la seguridad de los pasos fronterizos entre Gaza, Israel y Egipto, recordó Fillon. El primer ministro garantizó que Francia está dispuesta a "proporcionar fuerzas para controlar esos pasos y servir de observadores", al igual que otros países europeos, para que no se utilicen como zona de contrabando de armas.

GIRA EUROPEA

Por su parte, la delegación de la Unión Europea desplazada a Oriente Próximo viajó hoy a Jordania para reunirse esta tarde con varios dirigentes. Los objetivos prioritarios de la gira, con escala en Egipto, Israel, los territorios palestinos y Jordania, son garantizar el acceso de la ayuda humanitaria a la población civil e impulsar un alto el fuego en Gaza.

La delegación está encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores checo, cuyo país ostenta la presidencia de la UE, Karel Schwarzenberg; los jefes de las diplomacias francesa y sueca, Bernard Kouchner y Carl Bildt, respectivamente; el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Javier Solana; y la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.

Hasta ahora se han reunido con los principales dirigentes israelíes y palestinos, así como de Siria y Líbano, según informó la presidencia checa de la UE en un comunicado. Asimismo, han mantenido encuentros con representantes de las organizaciones humanitarias presentes en Gaza.

La delegación europea y Sarkozy analizaron con el presidente palestino, Mahmud Abbas, los "pasos concretos" para hallar una "solución duradera a la crisis de Gaza, empezando por la posibilidad de introducir un alto el fuego adoptando una resolución relevante del Consejo de Seguridad de la ONU", según el comunicado. Está previsto que los países árabes presenten esta tarde una resolución en el Consejo que perseguiría el fin inmediato de la violencia y del bloqueo de la Franja, así como la apertura de los pasos fronterizos.

Las fuentes de la oficina de Solana consultadas reconocieron que la UE está "trabajando muy duro" para lograr un alto el fuego en la zona pero que "es demasiado pronto" para hablar de una misión internacional encargada de supervisarlo. "Cuando obtengamos un alto el fuego, esperamos que sea supervisado internacionalmente. La UE está dispuesta a desempeñar un papel, cualquiera que sean sus modalidades", precisaron.

También el enviado especial del Cuarteto para Oriente Próximo, Tony Blair, habló de la posibilidad de lograr el fin inmediato de la violencia, pero, según declaró a BBC Radio, para ello se requiere "la acción directa sobre el suministro de armas y el dinero que llega a Gaza desde Egipto" a través de los túneles excavados por los milicianos palestinos.

POSTURA FIRME DE ISRAEL

El Gobierno israelí, mientras, continúa firme en su postura frente a las propuestas de la diplomacia internacional. Así, el primer ministro, Ehud Olmert, descartó de nuevo la propuesta europea para imponer un alto el fuego de 48 horas y en cambio respaldó la iniciativa estadounidense, que se limita a instar a Israel a que proporcione ayuda humanitaria a los residentes de la Franja.

La Casa Blanca reiteró hoy que, si bien desea un "alto el fuego" en Gaza, cualquier pacto deberá ser "duradero, sostenible e indefinido". Washington ha insistido asimismo en que Israel debe evitar que su ofensiva cause víctimas civiles; un tema que es, a su vez, el único al que ha aludido el presidente electo, Barack Obama, en sus primeras declaraciones sobre el conflicto. "La pérdida de vidas civiles en Gaza y en Israel es una fuente de gran preocupación para mí", manifestó.

Olmert adujo que la capacidad tecnológica de Hamás se ha incrementado desde el fin de la tregua y que ahora los cohetes que lanzan los milicianos contra el sur de Israel tienen un mayor alcance. "Antes de la tregua, Hamás llegaba a 20 kilómetros de distancia. Tras la tregua, llega hasta los 40. Si hay otra tregua, llegará hasta los 60, y más", advirtió, según recoge el diario israelí 'Yedioth Aharonoth'. El Gobierno israelí mantiene además que para acordar el fin de las hostilidades es imprescindible evitar el rearme de Hamás.

El presidente israelí, Simon Peres, solicitó a los Veintisiete, tras reunirse con la delegación de la UE, que dejen de jugar a un "doble juego" con Israel y que simpaticen con su causa. "Ninguno de ustedes se quedaría con los brazos cruzados si estuvieran disparando misiles contra su país", agregó.

Pero no sólo Tel Aviv parece estar poco convencido con las propuestas internacionales. Los Comités de Resistencia Popular (CRP), un grupo armado palestino, advirtieron de que cualquier fuerza militar extranjera que entre en la Franja de Gaza será considerada como invasora y se percibiría como un intento de impedir que los palestinos ejerzan su derecho legítimo a la resistencia.

BALANCE DE VÍCTIMAS

En el undécimo día de la operación israelí, la cifra de palestinos fallecidos supera los 550 y hay unos 2.500 heridos, según responsables médicos de Gaza. Hoy continuaron los bombardeos aéreos, los ataques de la Armada israelí y los enfrentamientos entre las fuerzas de ambas partes, y el Ejército hebreo sufrió su sexta baja.

Uno de los objetivos de los carros de combates israelíes ha sido una escuela de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) situada en el campamento de refugiados de Yabalia en la que se refugiaban unas 350 personas. En el ataque han muerto 30 personas y 55 han resultado heridas, según el director de operaciones de la agencia, John Ging, quien aseguró que su la UNWRA entregó al Ejército israelí las coordenadas exactas de sus instalaciones en Gaza.

Sin embargo, un portavoz militar israelí manifestó que se dispararon proyectiles de mortero después de que varios milicianos disparasen, a su vez, contra los soldados israelíes y añadió que posteriormente se hallaron varios cadáveres de combatientes palestinos en el interior del edificio.

Durante este martes, las milicias palestinas lanzaron al menos 30 cohetes contra el sur de Israel. En la localidad de Gedera, una niña de tres años resultó herida leve, siendo ella la única víctima que se registró hoy en territorio israelí.

Según el diario 'Yedioth Ahronoth', el Ejército israelí podría haber acabado hoy con la vida del jefe de las unidades de lanzamiento de cohetes de Hamás, Ayman Siam, en un ataque aéreo sobre la localidad gazací de Jabaliya, en el norte de la Franja.


Otras noticias

Contenido patrocinado