Buscar

El CGPJ anula una multa al juez Calamita por haber caducado el expediente

EFE
29/01/2009 - 16:48

Madrid, 29 ene (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial ha anulado hoy la multa de 600 euros impuesta por el anterior Consejo al juez de Murcia Fernando Ferrín Calamita por usar expresiones extravagantes en un auto en el que denegó la custodia de dos hijas a una madre por su homosexualidad, al haber caducado el expediente.

Así lo ha acordado el pleno del CGPJ, al estimar un recurso de Ferrín Calamita, condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia el pasado mes de diciembre a dos años, tres meses y un día de inhabilitación por el retardo malicioso en la adopción de una menor por una mujer lesbiana.

El vocal Antonio Monserrat había reclamado al pleno que estimara el recurso del juez, quien alegó que cuando fue sancionado el 5 de marzo de 2008 el expediente ya había caducado al haber transcurrido más de seis meses desde que fue abierto.

Según han informado fuentes del órgano de gobierno de los jueces, el recurso ha sido estimado porque el procedimiento sancionador excedió en ocho días el plazo máximo de seis meses que establece la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).

No obstante, el Consejo en su resolución reprocha a Ferrín Calamita su conducta y su incidencia en la duración del expediente.

La comisión permanente del CGPJ impuso dicha sanción a Ferrín Calamita -titular del juzgado de primera instancia número 9 de Murcia (especializado en familia) y suspendido de sus funciones- como autor de una falta grave del artículo 418.6 de LOPJ.

Dicho artículo se refiere a que es falta grave "la utilización en las resoluciones judiciales de expresiones innecesarias o improcedentes, extravagantes o manifiestamente ofensivas o irrespetuosas desde el punto de vista del razonamiento jurídico".

En junio del año pasado entró en el Servicio de Inspección del CGPJ un escrito de la mujer afectada en el que se quejaba de las expresiones que vierte el juez en un auto en el que se le retira la custodia de sus hijas.

Esta mujer presentó demanda de divorcio con solicitud de medidas provisionales, a lo que Ferrín contestó en un auto, en el que equipara la condición de toxicómano, pederasta, prostituta y pertenencia a una secta satánica con la homosexualidad.

En dicho auto explicaba que considera que una supuesta relación homosexual perjudica a los hijos y concluye que "la madre tendrá que elegir entre sus hijas o la nueva pareja".


Contenido patrocinado

Otras noticias