Buscar

Halffter dice que "ordenó a Gamón ir al Campus de la Justicia a poner a una persona"

EFE
17/02/2009 - 19:36
/imag/efe/2009/02/17/1935072w.jpg

Madrid, 17 feb (EFE).- El viceconsejero de Presidencia e Interior, Alejandro Halffter, ha explicado hoy que en junio de 2008 ordenó al entonces director general de Seguridad de Interior, Sergio Gamón, que fuera al Campus de la Justicia y pusiera a una persona para controlar la seguridad, pero ha asegurado desconocer "ningún tema de un ordenador".

Halffter ha contestado así, en una comparecencia en la Asamblea, a las preguntas del PSOE e IU sobre la información de "El País" acerca de que, un día después de que Esperanza Aguirre destituyera al consejero de Justicia Alfredo Prada, el 27 de junio de 2008, Sergio Gamón irrumpió con cuatro hombres en el despacho del director de Seguridad y hombre de confianza de Prada, Juan Carlos Fernández, en el Campus de la Justicia, y requisó documentación.

"Yo le ordené que fuera al Campus de la Justicia, que en ese momento era una sociedad anónima que pasaba a depender de la estructura de la Consejería de Presidencia e Interior, y le ordené que pusiera a una persona de tal forma que controláramos la seguridad, como en el resto de los edificios de la Consejería", ha afirmado el viceconsejero.

Halffter ha agregado que del ordenador que supuestamente fue requisado a Juan Carlos Fernández no conoce "absolutamente nada", excepto "la denuncia que se puso por determinados profesionales que están en el Campus y que fue archivada por la Fiscalía".

El viceconsejero, que ha comparecido en la Comisión parlamentaria de Presidencia, Justicia e Interior, ha aseverado que es "falso que desde la Consejería se haya creado un departamento que tenga como finalidad el seguimiento, espionaje o vigilancia de persona alguna", y que el Gobierno regional, ni él "en su labor como viceconsejero", hayan "conocido jamás un hecho de esas características".

Halffter, al que la diputada socialista Encarnación Moya ha acusado de "intentar pasar de perfil en todo el embrollo" del espionaje "a pesar de que todo apunta a que tiene alguna responsabilidad", ha defendido la presunción de inocencia del consejero Francisco Granados.

También ha destacado el "interés" de la presidenta Esperanza Aguirre por que "se sepa que el Gobierno regional no ha espiado a nadie", y ha advertido a la oposición de que la "demagogia no ayuda al sistema parlamentario".

La socialista Encarnación Moya y la portavoz de IU, Inés Sabanés, han aprovechado la comparecencia de Halffter sobre "política general" de su departamento para someterle a un exhaustivo interrogatorio sobre su papel en la supuesta trama de espionaje, a pesar de que la presidenta de la comisión, la diputada del PP Pilar Liébana, lo ha intentado impedir apelando al Reglamento.

Liébana y las representantes del PSOE e IU han terminado protagonizando un tenso enfrentamiento en torno a si las preguntas al viceconsejero sobre el supuesto espionaje se atenían al objeto de la comparecencia.

Tras recordar que Halffter fue "uno de los citados" por María Dolores de Cospedal en su "amago de investigación interna", Moya ha dicho que al PP "no le interesa en absoluto desenroscar esta madeja que tiene dos cabos, la corrupción y el espionaje, y en el centro de la madeja la utilización del poder público para los negocios privados y la lucha cainita por el poder político y económico".

La portavoz del PP en la comisión, Cristina Cifuentes, ha lamentado la "desagradable" comparecencia del viceconsejero; ha acusado a la oposición de "boicotear" la comisión y de "montar el numerito"; y les ha advertido de que "si reinciden en su mala fe" el grupo popular "va a tomar medidas para garantizar el funcionamiento normal" de esta comisión.


Otras noticias

Contenido patrocinado