Buscar

DESTACAMOS
Muere a los 69 años Gregg Allman, leyenda del rock

Detenidos los autores del "secuestro exprés" de director oficina de Mollet

EFE
22/06/2009 - 13:48

Barcelona, 22 jun (EFE).- Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro miembros de la banda que en marzo protagonizó el "secuestro exprés" de la familia del director de una oficina bancaria de Mollet del Vallès (Barcelona) cuando ahora estaban a punto de asaltar armados otra entidad de Sabadell (Barcelona), vestidos de pintores.

El jefe del área central de patrimonio de los Mossos d'Esquadra, el inspector Toni Mariscal, ha explicado hoy que los detenidos, que ya han ingresado en prisión, eran "muy peligrosos", por lo que en su arresto, que se produjo la semana pasada cuando estaban en las inmediaciones de la oficina bancaria de Sabadell, tuvieron que actuar los grupos de intervención especial.

Según Mariscal, los cuatro detenidos integraban el grupo de seis personas que en marzo pasado secuestraron durante una noche, en su casa de La Roca del Vallès (Barcelona), a la familia del director de una oficina bancaria de Mollet del Vallès, que a primera hora del día siguiente entregó a los captores los 150.000 euros que había en la caja fuerte de la entidad, con lo que logró su liberación.

De los seis miembros del grupo, cuatro ya han sido detenidos y están en prisión, mientras que los otros dos, que están identificados, se encuentran fuera de España, por lo que los Mossos ya han iniciado los trámites para formalizar una orden internacional de búsqueda y captura.

Según el jefe de la investigación, el grupo intentó llevar a cabo otro "secuestro exprés" tras el éxito del de Mollet, pero desistió cuando una patrulla les identificó mientras hacían labores de espionaje, por lo que se centraron en intentar asaltar oficinas bancarias justo cuando abrían: en el primer intento desistieron a última hora y en el segundo fueron detenidos a las puertas de la oficina.

La detención de los miembros de esta banda se había convertido en una "prioridad absoluta" para la Unidad Central de Atracos de los Mossos, debido a la minuciosidad y profesionalidad con la que actuaron los captores en el golpe que dieron en Mollet.

En aquella ocasión, un grupo de entre cuatro y cinco encapuchados entró en la vivienda hacia las 20.00 horas y amordazaron y ataron a la esposa y a dos ancianos de la familia, mientras otro miembro del grupo vigilaba fuera de la casa.

Cuando poco después llegó el marido, se encontró a sus familiares atados y fue confinado en otra habitación. A primera hora del día siguiente, dos de los captores llevaron al hombre a la oficina, donde éste abrió la caja y les dio los 150.000 euros que había en su interior, con lo que logró que liberaran a su familia.

A principios de mayo, los investigadores tuvieron los primeros indicios sobre uno de los supuestos miembros del grupo, por lo que aumentaron el control de su entorno, hasta que a finales de mayo descubrieron que el grupo tenía muy a punto otro "secuestro exprés" contra el director de otra oficina bancaria, al que espiaron durante unos 40 días.

Los Mossos avisaron al director de la oficina y le garantizaron su seguridad, aunque finalmente los asaltantes acabaron abortando su plan cuando una patrulla de la policía catalana les pidió la identificación cuando estaban haciendo labores de espionaje.

La banda se decantó entonces por tratar de asaltar bancos aprovechando el momento en el que el director abría la oficina.

Un primer intento lo querían hacer el 12 de junio en una oficina de Sabadell, pero desistieron porque había mucha gente en la zona.

Cuatro días después, vestidos de pintores, con pelucas, guantes de látex y fuertemente armados, cuatro de los miembros del grupo intentaron asaltar otra oficina, también en Sabadell.

Sin embargo, cuando merodeaban por los alrededores en dos vehículos, los equipos de intervención especial de los Mossos, en una espectacular actuación en plena calle, lograron detenerles.

El botín de 150.000 euros del primer "secuestro exprés" no se ha podido recuperar, según Mariscal, ya que los seis se lo repartieron a partes iguales (25.000 euros por cabeza), con lo que la mayoría hizo transferencias a otros países, si bien uno se gastó su parte en tres meses porque lo invirtió en "todos los vicios que se puedan imaginar".

Los detenidos, que guardaban en su casa como "trofeo" los recortes de prensa del secuestro de Mollet, son Víctor Sebastián V., de 21 años, nacionalidad argentina y vecino de Terrassa (Barcelona); y los brasileños Anderson G.P., de 22 años, Sidney A., de 27 años, y Talles F.P., de 26 años, todos ellos residentes en Sabadell.


Otras noticias

Contenido patrocinado