Buscar

Medios y fans aterrizan en Neverland, pese a las incógnitas sobre el funeral

EFE
1/07/2009 - 21:58

Los Ángeles (EE.UU.), 1 jul (EFE).- Un día antes de que el cuerpo de Michael Jackson llegue a Neverland, ya repleto de seguidores y periodistas, surgen dudas sobre la instalación de una capilla ardiente y acerca del entierro, que se descarta sea en el rancho.

Aunque los detalles sobre el funeral aún están en liza, una fuente con conocimiento de la situación dijo hoy al periódico Los Angeles Times que el "rey del pop" no será enterrado en el rancho de Neverland, situado cerca de Los Olivos, a unas dos horas y media al noroeste de Los Ángeles.

De hecho, el canal de televisión E! Entertainment aseguró que el cuerpo del cantante descansa actualmente en la funeraria de Forest Lawn, en las colinas de Hollywood, en cuyo Memorial sería enterrado.

Un portavoz del Departamento de Policía de Los Ángeles ha confirmado que las autoridades locales se habían reunido el martes con la familia Jackson para discutir posibles escenarios del funeral.

El diario Los Angeles Times explicaba que la intención original del clan Jackson era enterrar el cuerpo de Michael en Neverland, una decisión que fue descartada finalmente debido a las complicaciones legales para organizar el entierro y obtener los permisos legales.

Las autoridades locales ya habían expresado su preocupación respecto a los miles de vehículos que se concentrarían en la estrecha carretera que lleva al famoso rancho donde vivió durante años el artista.

El teniente Butch Arnoldi, del condado de Santa Bárbara, explicó que la carretera de la montaña Figueroa, que lleva al rancho, no está diseñada para el paso de tantos coches y que su departamento estudia cómo diseñar la ruta lo más segura posible.

Por su parte, William Boyer, portavoz del condado, dijo que a pesar de las reuniones para preparar el posible servicio funerario en Neverland, aún se esperaba una contestación oficial por parte de la familia Jackson.

Otras informaciones apuntaban a la organización de un memorial mañana en el Staples Center, en el centro de Los Ángeles, aunque no se ha confirmado nada aún al respecto.

Además, en las últimas horas los medios estadounidenses señalaban que la ceremonia prevista para el viernes en Neverland, donde sus admiradores darían el último adiós al intérprete, podría no ser abierta al público o incluso no llegar a organizarse.

Según la cadena CBS, finalmente no habría memorial público en ese recinto y lo más probable es que el funeral y el entierro de Jackson se organicen en Los Ángeles.

Mientras tanto, un incesante flujo de vehículos se dirige hacia Neverland, un rancho de 1.300 hectáreas al que Jackson decidió llamar así en referencia al nombre de la famosa isla "El País de Nunca Jamás", del libro infantil "Peter Pan", donde los niños nunca crecían.

Por otra parte, la prensa estadounidense informó hoy que las autoridades encontraron un potente sedante, generalmente usado como anestesia para intervenciones quirúrgicas, en la residencia alquilada de Michael Jackson en Bel Air, donde murió el pasado jueves.

El portal TMZ.com sostiene que el sedante encontrado es Propofol, solo disponible para personal médico y administrado por vía intravenosa. "Es inconcebible que este fármaco haya sido prescrito correctamente para su uso doméstico", aseguró una fuente al portal de Internet.

Según la publicación, uno de los más graves efectos secundarios del Propofol es que puede provocar un paro cardiaco si se suministra en combinación con ciertos analgésicos, aunque podría llegar a causarlo por sí mismo en caso de que la dosis fuera exagerada.

La sospecha sobre un mal uso del Propofol como causa de la muerte de Jackson también la ha alimentado una enfermera personal del cantante fallecido.

Según Cherilyn Lee, Jackson sufría de insomnio y le pidió que le facilitara Propofol, conocido como Diprivan en su marca comercial, a pesar de que al artista conocía sus posibles efectos secundarios.

"Le dije que esa medicación no era segura", comentó al cadena CNN la enfermera, que afirma haber conocido al intérprete en enero pasado, cuando trató a los hijos del artista por un resfriado.

Lee se negó a acceder a las peticiones de Jackson y le informó de las consecuencias que podría tener tomar ese sedante.

"Me dijo: 'Sólo quiero dormir. No lo entiendes. Sólo quiero estar K.O. e ir a dormir'", relató la enfermera, quien le contestó: "Si lo tomas, podrías no despertar".

Contenido patrocinado

Otras noticias