Buscar

Detenidos 50 opositores birmanos durante una jornada de homenaje al padre de Suu Kyi

EFE
19/07/2009 - 12:48

Bangkok, 19 jul (EFE).- La Junta Militar de Birmania (Myanmar) arrestó hoy a 50 opositores durante el Día de los Mártires, jornada de homenaje al general Aung San, héroe de la independencia y padre de la encarcelada activista y Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

Todos son militantes de la opositora Liga Nacional por la Democracia (LND), que lidera Suu Kyi, y fueron apresados en la sede del partido en Rangún o a su regreso de los actos de homenaje por el 62 aniversario de la muerte del fundador de la patria, informaron testigos y fuentes de la disidencia.

Algunos de los detenidos fueron introducidos en camiones militares o furgones policiales, mientras las fuerzas de seguridad buscan a los pocos que lograron huir a toda prisa de la redada.

Un residente de la antigua capital declaró a radio Mizzima que varios miembros de la LND intentaron escapar en un autobús municipal, pero los soldados dieron el alto al vehículo y sacaron a la fuerza a los sospechosos.

Por el momento se desconoce el motivo de las arrestos en Rangún, ciudad que amaneció blindada por un enorme dispositivo de seguridad con cientos de policías antidisturbios desplegados en cada esquina para impedir cualquier protesta antigubernamental.

Los agentes montaron barricadas y bloquearon las calles que llevan el recinto acordonado del Mausoleo de los Mártires, donde se encuentra el monumento dedicado a Aung San cerca de la famosa pagoda de Shwedagon.

Allí, altos cargos del régimen birmano depositaron ofrendas florales frente a la estatua del héroe de la independencia, en una ceremonia sencilla a la que -como es habitual- no fue invitado ningún diplomático extranjero.

La vigilancia fue similar a la del Día de los Mártires de hace un año, el primero después de las manifestaciones lideradas por los monjes budistas en septiembre de 2007 y que transcurrió de luto por las casi 140.000 víctimas mortales del ciclón Nargis, que arrasó en mayo de 2008 el delta del río Irawaddy.

El general Aung San, fundador de las Fuerzas Armadas de Birmania y principal artífice de la independencia del Reino Unido, fue asesinado por unos pistoleros el 19 de julio de 1947, meses después de que el Imperio Británico renunciara a su antigua colonia.

Su figura es vista con recelo por la Junta Militar, pues su legado contribuye a aumentar la popularidad de su hija, quien lleva desde mayo de 2003 bajo arresto domiciliario o en la cárcel.

Por sexto año consecutivo, Suu Kyi no pudo tomar parte en la conmemoración del fallecimiento de su padre.

En esta ocasión, celebró la jornada dando comida a los pacientes del hospital de la prisión de máxima seguridad de Insein, en cuya celda también festejó hace unas semanas su 64 cumpleaños ofreciendo alimentos a otros presos.

Suu Kyi está siendo juzgada por haber presuntamente violado los términos de su confinamiento al acoger en su casa a un ciudadano estadounidense.

El proceso se reanudará el próximo viernes con la presentación de los argumentos finales de ambas partes al tribunal.

De ser hallada culpable, la activista puede ser condenada a una pena máxima de cinco años de cárcel, por lo que no podría participar en las elecciones que el régimen birmano piensa celebrar en 2010.

Birmania es una dictadura militar desde 1962 y no celebra elecciones democráticas desde 1990, cuando la LND de Suu Kyi aplastó en las urnas al partido oficial con más del ochenta por ciento de los votos, pero aquellos resultados jamás fueron acatados por los generales.

Según la oposición, el juicio a la Nobel de la Paz es un estrategia de los militares para evitar que se presente a los comicios, pues temen que pueda volver a repetirse el mismo veredicto popular.

Ni siquiera el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, obtuvo permiso para reunirse con ella cuando viajó al país hace dos semanas.

Tras aquella visita, el régimen anunció que estudia una amnistía de presos políticos antes de las elecciones del próximo año, pero no especificó si ésta incluirá a Suu Kyi, la mayor enemiga del jefe de la Junta Militar, general Than Shwe.

Otras noticias

Contenido patrocinado