Buscar

Las hermanas del primer sacerdote asesinado en Cuba creen que Arroyo descubrió algo

EFE
19/07/2009 - 18:28

Cabezón de la Sal (Cantabria), 19 jul (EFE).- Las hermanas de Eduardo de la Fuente, el primero de los dos sacerdotes españoles asesinados en los últimos meses en Cuba, creen que al padre Mariano Arroyo lo mataron porque "había descubierto algo" sobre el crimen y porque tenía previsto regresar a España con cartas y documentos.

Eduardo de la Fuente, párroco de la iglesia de Santa Clara, en el barrio habanero de Lawton, fue apuñalado y estrangulado en el 13 de febrero. Su amigo Mariano Arroyo, párroco del Santuario de Nuestra Señora de Regla, fue apuñalado y quemado el lunes pasado.

El Arzobispado de La Habana ha negado que estos dos crímenes puedan atribuirse a un odio contra los religiosos o contra España, una tesis que también mantiene el Partido Comunista Cubano.

Minutos antes de comenzar el funeral por Mariano Arroyo en su localidad natal, Cabezón de la Sal, las hermanas de Eduardo de la Fuente -Felisa, Manuela, Rosa y Juana- se han quejado ante los periodistas de la poca información que han recibido y han expresado su convicción de que los dos asesinatos están conectados.

Además, han rechazado la información que hoy publica el diario "El País", según la cual, su hermano habría sido apuñalado por otro hombre con el que mantendría una relación sentimental, al que habría ocultado su condición de sacerdote, y Mariano Arroyo habría sido asesinado por un ladrón, vinculado a su propia parroquia.

"Quizás parezcan conjeturas, pero creo que es verdad que (Mariano) podría haber descubierto algo que no querían que contara, porque allí esta todo vetado", ha asegurado Juana de la Fuente.

Las hermanas De la Fuente subrayan que Mariano Arroyo, que tenía previsto regresar estos días a España, de vacaciones, les iba a traer de Cuba unas cartas del barrio donde vivía el padre Eduardo.

"Y qué casualidad que el día 13 lo asesinaron igual que a mi hermano. Abrieron una caja fuerte y dicen que no se llevaron nada", ha señalado Juana de la Fuente.

Respecto al posible móvil sentimental de la muerte de su hermano, Juana de la Fuente dice que no se lo cree, "porque no iba a esperar 58 años para echarse una pareja. Nunca jamás hubiera hecho eso".

"Era una persona humana y claro que podía haberse enamorado. ¿Por qué no? Pero eso es mentira", ha recalcado la portavoz de las hermanas De la Fuente, que han aprovechado la presencia en el funeral del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para exponerle su versión de los hechos y sus sospechas.

Juana de la Fuente dice que a sus hermanas y ella les han "destrozado la vida" y se quejan de que el Gobierno de España no les dice "nada, sólo mentiras", y "no deja de poner trabas".

Las cuatro hermanas han recogido firmas durante el funeral de Mariano Arroyo para exigir que se esclarezcan los hechos.

Contenido patrocinado

Otras noticias