Buscar

La modelo musulmana condenada en Malasia a seis azotes por beber cerveza elude su castigo

EFE
24/08/2009 - 9:40

Bangkok, 24 ago (EFE).- Las autoridades malasias pusieron hoy en libertad a la modelo musulmana condenada a recibir seis azotes por haber bebido una cerveza, poco después de que ésta se entregara, informaron fuentes oficiales.

Sharafuddin Zainal Ariffin, jefe del Departamento de Asuntos Islámicos del estado de Pahang, informó de que la mujer ha sido trasladada de nuevo a su domicilio y de que el castigo no va a ser aplicado, aunque no facilitó detalles sobre la toma de esta decisión de última hora.

Kartika Seri Dewi Sukarno, de 32 años y madre de dos hijos, es la segunda mujer malasia que es condenada a esa pena, aunque iba a ser la primera en recibirla.

La primera mujer que fue castigada a ser azotada, y cuya identidad no ha transcendido, aguarda el fallo del recurso que presentó ante el Tribunal Supremo de Malasia, un país con una sociedad multiracial en la que la comunidad musulmana representa cerca del sesenta por ciento de sus 27 millones de habitantes.

El tribunal informó la pasada semana que Kartika sería azotada cualquier día de esta semana en una prisión próxima a Kuala Lumpur, la capital del país, en aplicación de la ley islámica o "sharia" que prohíbe a los musulmanes el consumo de alcohol.

La pesadilla de Kartika, casada con un ciudadano de la vecina Singapur ,donde habitualmente reside, comenzó el 11 de diciembre de 2007, cuando asistió a una sala fiestas junto a varias amigas en un hotel de Pahang, donde la Policía la detuvo por beber una cerveza.

La pasada semana, Kartika declaró a la prensa local que deseaba que el castigo le fuera aplicado lo antes posible para poder rehacer su vida junto a su familia, e incluso pidió que los latigazos le fueran dados en público, a lo que las autoridades se han negado.

Amnistía Internacional (AI) instó el viernes pasado al Gobierno de Malasia a que intervenga para evitar el castigo.

"Azotar es un castigo cruel, inhumano y degradante, y además lo prohíbe la legislación internacional sobre Derechos Humanos", indicó la organización en un comunicado.

Otras noticias

Contenido patrocinado