Buscar

La investigación para conocer el destino de las bananas con cocaína "va bien"

EFE
4/01/2010 - 15:34

Madrid, 4 ene (EFE).- La Policía considera que la investigación abierta para detener a los destinatarios de los cerca de 100 kilos de cocaína descubiertos en un cargamento de bananas que ya había sido distribuido en varios supermercados de la cadena Lidl de Madrid y Extremadura, "va bien", por lo que pronto podrá haber resultados.

En declaraciones a EFE-TV, el comisario jefe de la UDYCO-Central, Eloy Quirós, ha informado de que ya se ha abierto una línea de investigación para tratar de identificar a los 'narcos' que se iban a hacer cargo de la droga en España y que "por miedo" o ante la presión policial decidieron no recoger la cocaína.

Por el momento, la Policía está investigando a las personas relacionadas con la empresa de origen de las bananas en Ecuador, con la compañía de destino en España y con el transportista de la fruta desde el país suramericano.

Quirós ha explicado que la principal hipótesis es que los narcotraficantes hayan utilizado la técnica del "gancho ciego" para transportar la droga desde Ecuador.

Con este "modus operandi", los 'narcos' introducen la droga en contenedores, oculta entre mercancía perfectamente legal, e incluso tienen la precaución de precintar los contenedores, para dar apariencia de legalidad y ser alertados de cualquier manipulación por parte de terceros.

Al llegar a destino, el receptor de la droga rompe el precinto, abre el contenedor y extrae la droga.

Posteriormente, y para borrar cualquier indicio, los narcotraficantes colocan un nuevo precinto que se había dejado en el interior del contenedor para este fin.

La Policía ha agradecido la colaboración de la cadena de supermercados Lidl, en la que se descubrió el pasado sábado el primer paquete con droga, y ha descartado cualquier problema de salud pública, ya que la cocaína estaba perfectamente envuelta y separada de las bananas que se iban a vender al público.

No obstante, continúan las pesquisas para localizar cualquier partida de cocaína que haya podido escapar de la inspección realizada en los dos últimos días en diferentes supermercados de la Comunidad de Madrid y de localidades de la provincia de Cáceres.

Un portavoz de Lidl ha explicado a Efe que nunca ha habido riesgo para ningún cliente, ya que los plátanos que estaban en cajas en las que había droga nunca se llegaron a poner a la venta, ya que los trabajadores detectaron los paquetes sospechosos antes, cuando las tiendas aún no habían abierto.

Además, la cadena retiró de la venta toda la partida de plátanos adquiridos el sábado, para extremar la seguridad.

Contenido patrocinado

Otras noticias