Buscar

Accidentes de tránsito y homicidios enlutan la celebración de fin de año en América

EFE
4/01/2010 - 20:20

Bogotá, 4 ene (EFE).- Las fiestas para recibir el 2010, prolongadas hasta el fin de semana, han enlutado a América Latina, con cientos de muertos en accidentes automovilísticos, riñas, explosiones de pólvora y ahogamientos.

El consumo de alcohol, ingrediente básico en los festejos de Año Nuevo, potenció tanto los accidentes de tránsito como la violencia, que son dos de las causas principales de muerte en la región en toda época del año.

En México, la violencia derivada del crimen organizado, que en diciembre se ha cobrado entre 824 y 885 vidas, las mayores cifras mensuales del 2009, según los recuentos de los diarios El Universal y Milenio, no cesó en el largo festivo iniciado el 31 de diciembre y concluido ayer domingo.

La muerte también estuvo presente en las carreteras mexicanas. El accidente mas grave, con 14 muertos y 21 heridos, se registró el 2 de enero al caer a un barranco un autobús en el estado de Baja California, fronterizo con EE.UU., al parecer debido a un exceso de velocidad.

Las autoridades venezolanas, como las mexicanas, no han informado del número de muertes violentas registradas en las fiestas de despedida del 2009 y bienvenida del 2010.

Sin embargo, según el diario El Universal, se registraron 154 homicidios en Caracas desde el 24 de diciembre hasta el 1 de enero. Del total, 37 se produjeron los días 31 de diciembre y 1 de enero.

Los accidentes de tránsito fueron la causa de la mayor parte de las muertes no naturales en Paraguay.

Veinte personas perecieron por ese motivo, ocho fueron asesinadas, otras tantas se ahogaron en ríos, lagos y piscinas donde buscaron alivio para el fuerte calor con que se despidió el 2009 en Paraguay, seis se suicidaron y dos se electrocutaron.

En la vecina Bolivia, del 31 de diciembre de 2009 al 3 de enero ocurrieron seis homicidios, 22 muertes en accidentes de tránsito y 36 decesos por causas aún no determinadas, según la Policía.

Los policías bolivianos tuvieron que atender en estos días 1.186 casos de riñas y violencia familiar, algo que también se dispara en estas fechas, también debido al consumo de alcohol principalmente.

El comandante Gonzalo Medina, prefecto de los Servicios de Carreteras de Carabineros de Chile, ligó hoy directamente los accidentes automovilísticos registrados durante las fiestas de Año Nuevo con el consumo de vinos, licores y demás bebidas alcohólicas

"Tenemos que decir que el alcohol estuvo presente en las fiestas, y debemos lamentar la muerte de 20 personas originadas en trece accidentes de tránsito", precisó.

No obstante, en comparación con 2008, se redujo tanto el número de accidentes, de 675 a 550, como el de muertos, de 30 a 20.

El peor accidente ocurrió solo diez minutos antes del 2010 en Colina, una localidad cercana a Santiago, donde un hombre en estado de ebriedad atropelló a unas 20 personas, de las cuales siete fallecieron, tres adultos y cuatro menores.

Las fuerzas de la naturaleza también enlutaron a América Latina, y concretamente a Brasil, en Año Nuevo.

Ochenta y cinco personas han fallecido en la ciudad de Angra dos Reis a causa de los deslizamientos de tierra ocasionados por las fuertes lluvias que caen desde el 31 de diciembre en esa región sudeste de Brasil, según cifras oficiales.

Las lluvias contribuyeron a agravar la sangría por accidentes de tráfico ocurridos durante los festejos navideños y de Año Nuevo.

En la inmensa red de carreteras administradas por el Gobierno brasileño, 455 personas murieron y otras 5.693 resultaron heridas desde el 19 de diciembre al pasado domingo, un 4% y un 24,2% más que en 2008.

Los principales ingredientes para este cóctel mortal fueron la lluvia, la "habitual imprudencia" de los conductores y "la recuperación de la economía" brasileña, lo que supuso más vehículos en circulación, indicó el cuerpo policial en un comunicado.

Las intensas e inusuales lluvias caídas en Lima dejaron el pasado fin de semana damnificadas a 150 personas de bajos recursos.

En República Dominicana, 26 de las 28 muertes violentas registradas desde el jueves hasta ayer se debieron a accidentes de tránsito y dos a intoxicación alcohólica.

Por los excesos en la alimentación, otra de las características de las pasadas fiestas, 15 personas tuvieron que recibir atención médica por ese motivo en República Dominicana.

En Ecuador, unas 300 personas que participaban en un agasajo por el fin de año en la parroquia Tenguel, en la provincia costera de Guayas, se intoxicaron aparentemente por comer carne de cerdo en mal estado.

En Colombia, tres indigentes fallecieron este domingo en Cali a causa de la ingestión de un postre, al parecer envenenado, que les ofreció un desconocido, informaron fuentes médicas.

En Panamá y Centroamérica se registraron más de 130 muertes por homicidios, accidentes de tránsito y ahogamientos, principalmente.

En los tres primeros días de 2010 se cometieron en Puerto Rico diez asesinatos, dos más que en las mismas fechas de 2009.

Hasta el momento en Argentina no se ha informado de muertes relacionadas con las fiestas, pero sí de 766 heridos en accidentes de tránsito y con fuegos artificiales.

En Uruguay, solo cuatro personas murieron en los accidentes de tráfico registrados el 31 de diciembre y el 1 de enero, lo que, a juicio de las autoridades, se debe a la prudencia de los conductores, que dejaron de lado hábitos como el de manejar bajo los efectos del alcohol.

En este sentido, destacaron que de los 318 controles de alcoholemia que se realizaron durante la noche de fin de año, tan sólo 6 dieron positivo.

Contenido patrocinado

Otras noticias