Buscar

El TSJ balear celebra mañana una vista sobre el recurso del ex concejal De Santos contra su condena por malversación

7/02/2010 - 15:48

El ex edil fue condenado a dos años de cárcel por malversar más de 50.000 euros en clubes de alterne y casas de masaje

PALMA DE MALLORCA, 7 (EUROPA PRESS)

La sala del jurado del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) celebrará mañana, a partir de las 10.30 horas, una vista para abordar el recurso de apelación interpuesto por el ex concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma, Javier Rodrigo de Santos, contra la pena de dos años de prisión a la que fue condenado por un delito continuado de malversación de caudales públicos en casas de masaje y clubes de alterne masculinos.

Fuentes judiciales señalaron a Europa Press que durante este acto la defensa de De Santos, ejercida por el letrado José Ignacio Herrero, expondrá los motivos por los que recurrió la condena impuesta por el magistrado Carlos Izquierdo, presidente del tribunal del jurado que juzgó el pasado mes de septiembre al ex edil, mientras que la Fiscalía pondrá de manifiesto los argumentos por los que se opone a este recurso.

No obstante, será días después de la vista de apelación cuando se pronuncie el tribunal y resuelva en sentencia el recurso de De Santos, sobre quien recaen, además de dos años de privación de libertad, cuatro de inhabilitación absoluta.

Cabe recordar que en la sentencia emitida por el juez se tenían en cuenta las atenuantes de reparación del daño y de drogadicción solicitadas por la defensa -junto a la de confesión-, al considerar probado que el 13 de marzo de 2008 reintegró a las arcas municipales 50.804 euros como cantidad total que había desviado y que en el momento de los hechos el ex edil era adicto a la cocaína.

En este sentido, el letrado de De Santos recordó, en declaraciones a Europa Press, que la resolución judicial aceptaba la drogadicción y la reparación del daño como atenuantes simples, por lo que en el recurso, cuyos argumentos defenderá en la vista, solicita que ambas sean aceptabas como muy cualificadas y que también sea admitida la de confesión de los hechos como simple, lo que rebajaría la pena definitiva hasta los nueve meses de cárcel.

Herrero confió así en que se tengan en cuenta los argumentos que razonará durante la vista, durante la cual, avanzó, previsiblemente no estará presente su patrocinado ya que no es obligatoria su asistencia.

Cabe recordar que De Santos se encuentra en prisión comunicada y sin fianza después de que la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma así lo decretase el pasado 12 de noviembre, al percibir un "elevado, real y patente peligro de fuga" tras la elevada pena de prisión -13 años y medio- a la que fue condenado también por abusos sexuales a menores, pese a que la sentencia aún no es firme.

LOS GASTOS EFECTUADOS

Tal y como relata la sentencia, De Santos, aprovechando su cargo como presidente de la Empresa Municipal de Obras y Proyectos Urbanos (EMOP), utilizó la tarjeta municipal de esta compañía "en su propio beneficio y sin intención de devolver las cantidades" defraudadas. Así, en concreto, entre enero y octubre de 2006 el ex regidor gastó en su propio beneficio un total de 28.468 euros en el local de masajes Casa Alfredo a través de 81 cargos a la tarjeta, ninguno de los cuales superó los 4.000 euros, y girando la facturación a nombre de Alfredo Gómez, propietario del local.

Asimismo, en noviembre de ese año realizó otros seis cargos por 1.330 euros en el mismo establecimiento, bajo el nombre del encargado del local Deyan Delchev. La resolución judicial señala que también en Casa Alfredo el condenado gastó 20.349 euros mediante 37 cargos, girando la facturación a nombre de Lavandería Miele, ninguno tampoco mayor a 4.000 euros. Mientras tanto, en el local de alterne Prometeo abonó 880 euros, así como 350 en la sauna Sabiniano Gómez Serrano, y 1.825 euros en el Hotel Barceló-Albatros.

En lo que se refiere a las atenuantes, el juez subraya que De Santos era adicto a la cocaína en el momento de los hechos, lo que disminuía de forma "no intensa", como ya había considerado probado el jurado popular en su veredicto, su voluntad para reprimirse en la realización de los gastos. Además, remarca que De Santos devolvió la cantidad defraudada antes de que fuese iniciado el proceso judicial contra él, de acuerdo a lo defendido por el abogado del ex concejal.

Contenido patrocinado

Otras noticias