Buscar

El Govern acelerará la ley de control del sector público y se personará en el caso Inestur

EFE
7/02/2010 - 16:32

Palma, 7 feb (EFE).- El nuevo gobierno balear se estrenará mañana con la toma de posesión de los nuevos consellers y con un Consell de Govern extraordinario en el que se analizará el proyecto de ley de Función Pública para aumentar el control sobre la corrupción y, en esta línea, se personará como acusación en el caso Inestur.

Así lo ha anunciado esta mañana el presidente del Govern balear, el socialista Francesc Antich, que ha comparecido ante los medios de comunicación acompañado de los nuevos consellers de Turismo y Trabajo, Joana Barceló y Pere Aguiló, respectivamente, con los que ha mantenido hoy su primera reunión.

Antich pretende que la primera tarea de su gobierno, que inicia su singladura en solitario, sea ultimar los detalles de una ley con la que confía en garantizar que nunca vuelvan a producirse casos como el que esta semana se ha destapado en el seno del Instituto de Estrategia Turística (Inestur) y en el que figuran imputados miembros de UM, ex altos cargos del Govern.

El objetivo del presidente balear es que el martes el proyecto de ley esté en manos del resto de partidos políticos de las islas para poder consensuar la futura norma entre todos y, mientras tanto, ha asegurado que cuando sea el momento, el Ejecutivo autonómico se personará en la causa del Inestur, al igual que ha hecho en otros.

"El Govern defenderá todos sus intereses en todos los rincones y en todos los lugares, lo hemos hecho y lo haremos también en este", en el que se investiga la malversación de fondos y el fraude en empresas públicas durante esta legislatura, entre ellas, el Inestur, donde se inició la investigación.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha abogado por "más agilidad, más racionalidad y también más controles" para el sector público: "creo que necesitamos en estos momentos aplicar más controles en las instituciones y dar más confianza a los ciudadanos".

Aunque ha remarcado que la actuación del Govern en el caso Inestur desde que se dio cuenta "de que lo que había no se podía tolerar" fue de "total inmediatez y rapidez", ha querido pedir disculpas a los ciudadanos "por todos los problemas" creados.

Antich ha asegurado a los baleares que el futuro estará marcado por un control férreo contra la corrupción y, en este sentido, la nueva consellera de Turismo, Joana Barceló, ha adelantado que se realizarán auditorías en todas las consellerias que hasta el viernes estaban bajo la gestión de Unió Mallorquina.

En este nuevo Govern, el presidente balear ha defendido la elección de Barceló, hasta ahora titular de Trabajo, como consellera de Turismo por su "gran potencial: "Turismo significa el 60 por ciento de la economía de las islas y era necesario un peso pesado al frente para llevar a cabo todo este trabajo", ha argumentado Antich.

Barceló, cuarta consellera de Turismo en esta legislatura, ha garantizado que mirará para delante "con todas las ganas, todo el valor del mundo y toda la capacidad".

En el caso de Pere Aguiló, hasta ahora director general de Trabajo bajo las órdenes de Barceló a quien sucederá al frente de la Conselleria, ha subrayado que es el símbolo de la continuidad que se pretende dar a esta cartera y a todos los proyectos que tiene en marcha en un tema "prioritario" para el Govern como es el paro.

El propio Aguiló ha puntualizado que la nueva etapa que se abre ahora para él -su "reto"-, no será una nueva etapa para la Conselleria sino que se continuará con lo iniciado al principio de legislatura y se trabajará en base a los acuerdos firmados con empresarios y sindicatos.

La remodelación acordada ayer con sus socios del Bloc per Mallorca supone la eliminación de dos de las tres consellerias que gestionaba UM: Medio Ambiente -que se integra en Movilidad y Ordenación del Territorio- y Deportes y Juventud -la primera se añade a Presidencia y la segunda a Asuntos Sociales-.

Asimismo, esta reestructuración permitirá reducir en las carteras afectadas por los cambios el 50 por ciento de los cargos y el 20 por ciento de las empresas públicas, incluido el Inestur que, junto con el IMET y el CITTIB, se fusionará en el Ibatur.

Contenido patrocinado

Otras noticias