Buscar

Al menos cinco muertos y doce heridos en explosión en una planta de EE.UU.

EFE
7/02/2010 - 23:56

Washington, 7 feb (EFE).- La gigantesca explosión registrada hoy en una planta generadora en construcción en Middletown, en el estado de Connecticut, se ha saldado con al menos cinco muertos y una docena de heridos, informaron fuentes oficiales estadounidenses.

Un comunicado del alcalde de Middletown, Sebastian Giuliano, indica que se ha confirmado la muerte de cinco personas y de al menos doce heridos.

Aún hay varias personas que se encuentran en paradero desconocido y que podrían estar entre los escombros de la planta Kleen Energy Systems.

Los servicios de emergencia desarrollan una operación de búsqueda con perros entre los escombros, para tratar de localizar a posibles supervivientes.

Inicialmente la Policía local indicó que había al menos dos víctimas mortales, pero después retractó esta declaración al indicar que se había tratado de un malentendido.

Las autoridades de Middletown, sin embargo, admitieron que pueden haber más víctimas mortales, aunque no precisaron una cifra a la espera de los resultados de la operación de búsqueda.

Una cincuentena de trabajadores se encontraba en el lugar cuando se produjo la explosión, indicó el teniente de bomberos Al Santostefano a los medios estadounidenses.

Numerosas ambulancias y vehículos de bomberos se desplazaron al lugar del suceso, tras la gigantesca explosión que pudo oirse en más de 16 kilómetros a la redonda y que algunos vecinos creyeron que era un terremoto.

La explosión se produjo en torno a las 11.30 hora local (16.30 GMT) en la planta eléctrica Kleen Energy Systems en River Road de Middletown, que se encontraba en construcción y que tenía previsto comenzar a funcionar a finales de este año.

Una humareda negra puede verse procedente de la planta accidentada, mientras varios helicópteros evacúan a los heridos a los hospitales más cercanos.

El hospital de Middlesex, en las cercanías de la planta, informó que ha recibido a once heridos por la explosión, de los que uno fue trasladado a otro centro en Hartford.

Varios de los heridos presentaban huesos rotos en la pelvis y las extremidades, declaró a la cadena CNN el médico Jonathan Bankoff.

Hasta el momento se desconoce la causa de la explosión, aunque una teoría apunta a que pudo estallar una de las tuberías de gas que alimenta la planta.

El administrador de la planta, Gordon Holk, indicó que en el momento de la explosión los equipos llevaban a cabo una serie de operaciones para limpiar tuberías.

La gobernadora de Connecticut, Jodi Rell, ha hablado ya con las autoridades locales y tiene previsto desplazarse hoy mismo al lugar del siniestro.

Contenido patrocinado

Otras noticias