Buscar

cultura
Muere Verne Troyer, el actor que encarnó a Mini Yo en las películas de Austin Powers

Los abogados del Palau dicen que la secretaria de Millet conocía el desfalco

EFE
23/02/2010 - 18:06

Barcelona, 23 feb (EFE).- Los abogados de los nuevos gestores del Palau de la Música han asegurado hoy que la secretaria de Fèlix Millet, Elisabet Barberà, tenía conocimiento de las acciones ilícitas de su jefe con los fondos de la entidad, en el juicio laboral por despido improcedente que ha tenido lugar en Barcelona.

Elisabet Barberà ha acudido hoy al juzgado de lo Social número 32 de Barcelona, el mismo que juzgó el despido de Gemma Montull y que lo declaró procedente, donde se ha visto su despido, ejecutado a mediados de octubre del pasado año por los nuevos gestores, el director general, Joan Llinares, y la presidenta, Mariona Carulla

Barberà fue despedida unos días después de conocerse la confesión del ex presidente del Palau, Fèlix Millet, y su mano derecha en la entidad, Jordi Montull, de que habían desviado al menos 3 millones de euros en beneficio propio, y al considerar los nuevos gestores que era conocedora del desfalco.

Por su parte, la abogada de Barberà, Mar Carol, ha explicado a los periodistas tras el juicio que los nuevos gestores del Palau no han podido demostrar que su defendida se haya enriquecido con el desvío de dinero de Millet y Montull.

Además, ha asegurado que su clienta dejó de formar parte del accionariado de la empresa inmobiliaria Bonoima, controlada por Millet y administrada por su esposa, Marta Vallès, en los años 90 por lo que no podía ser conocedora de la actividad de la misma en los años en los que supuestamente se desviaron fondos procedentes del Palau.

Esta empresa, que se dedica supuestamente a la compraventa de terrenos y de otros bienes inmuebles, sextuplicó su capital social entre 2003 y 2007 a través, básicamente, de dos importantes ampliaciones -una en 2003 y otra en 2007-, y pasó de esta manera de 453.163 euros a 2.651.191 euros.

Tras el juicio de hoy, Elisabet Barberà, visiblemente nerviosa y con lágrimas en los ojos, ha dicho a los periodistas que su ex jefe la llamó en una ocasión después de conocerse su confesión para pedirle perdón por estos hechos, cosa que ella no aceptó, ha asegurado emocionada.

Barberà ha afirmado que Millet disponía desde siempre de mucho dinero al provenir de una familia con posibles y que repartía de forma habitual sobres con dinero para sus hijas y otros familiares, lo que no la hizo sospechar del desfalco realizado por su jefe más inmediato durante los últimos 30 años.

Respecto al dinero propiedad de Barberà que hallaron los Mossos d'Esquadra en la caja fuerte del Palau durante el registro de julio de 2009, la letrada de la mujer ha dicho que su clienta tenía ese dinero allí porque atravesaba por un divorcio muy doloroso y prefería que estuviese guardado en ese lugar.

Entre las personas que han testificado hoy por parte de los nuevos gestores del Palau de la Música se encontraba el conserje de la entidad musical, que ha explicado que Fèlix Millet le ordenó en una ocasión que fuera a comprar un kilo de oro en un lingote.

Elisabet Barberà, que cobraba 6.000 euros al mes cuando era secretaria de Fèlix Millet, la mitad de los cuales procedían de la Fundación y el resto del Consorcio, fue despedida primero de forma objetiva, por lo que recibió una indemnización de 55.000 euros, que deberá devolver si la juez considera procedente el despido.

Tras conocerse el resultado de la auditoría de Deloitte, los nuevos gestores del Palau le enviaron una nueva carta de despido de tipo disciplinario, ha explicado la abogada, que ha cifrado en unos 150.000 euros la indemnización si finalmente la jueza estima que el despido fue improcedente ya que Barberà cuenta con una antigüedad de treinta años de trabajo en el Palau de la Música.

Otras noticias

Contenido patrocinado