Buscar

Los Mossos investigan si la parricida encubrió los abusos del pedófilo a sus hijos

EFE
20/05/2010 - 20:10

Barcelona/Girona, 20 may (EFE).- Los Mossos d'Esquadra investigan si la mujer acusada de matar a sus dos hijos en un hotel de Lloret de Mar (Girona) encubrió abusos sexuales a los menores por parte del pederasta con quien vivía en Barcelona, tras huir hace dos años de Gran Bretaña, según han informado a Efe fuentes cercanas al caso.

Este caso es uno de los más escabrosos y confusos ocurridos en Cataluña en los últimos años, al confluir en una tragedia familiar la detención en Barcelona de uno de los pederastas más buscados en Reino Unido, el pasado 7 de mayo, y el crimen de los dos menores a manos de su madre, el pasado 18 de mayo.

En medio de una gran expectación, especialmente por parte de los medios británicos, la supuesta parricida, Lianne S., ha sido trasladada hoy desde los calabozos de la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Blanes (Girona) hasta el piso de Barcelona donde vivió con el pederasta, Martin Anthony S., para hallar pistas que arrojen luz sobre el móvil del crimen.

Durante cerca de una hora, los agentes han buscado en el piso sexto primera del número 368 de Travessera de Gracia de Barcelona indicios sobre si la mujer pudo encubrir abusos del pederasta a sus hijos, por si finalmente la autopsia de los cadáveres de los dos menores revela que fueron víctimas de ello.

Antes de residir en este piso -donde finalmente fue detenido el pederasta- la pareja había vivido en otro inmueble de Barcelona, donde se ocultaron cuando hace dos años abandonaron el Reino Unido, donde Martin Anthony tenía causas ante la justicia por 13 de delitos de abusos a menores, según las mismas fuentes.

Pese a que la investigación sobre los delitos del supuesto pederasta -que ya ha sido extraditado a Reino Unido-, y de la parricida -que mañana pasará a disposición judicial- siguen vías paralelas, los Mossos buscan puntos de confluencia para aclarar si el pedófilo abusó de la hija de cinco años que murió a manos de su madre.

Precisamente, Martin Anthony S. está acusado en Londres de 13 delitos de abuso sexual a menores, entre ellos a una hijastra suya menor de edad, fruto de una relación anterior de la parricida.

Los investigadores también tratan de descubrir qué hicieron el pederasta y la parricida los dos años en los que estuvieron viviendo en Cataluña, para saber si estuvieron juntos estos dos años y qué motivó que la mujer se fuera hasta Lloret para matar a sus hijos.

Una de las hipótesis que baraja la policía, según fuentes cercanas al caso, es que la mujer tuvo miedo de que tras la detención de su compañero pederasta le quitaran la custodia de sus hijos, lo que le podría haber llevado a irse precipitadamente hacia Lloret y cometer en un hotel el doble crimen.

Además, los medios británicos han especulado hoy con la posibilidad de que la parricida intentara suicidarse tras el doble crimen, aunque este extremo no ha sido confirmado en Cataluña, donde el juez de Blanes (Girona) que investiga el caso mantiene un férreo secreto del sumario.

Para hallar pistas sobre el caso, los Mossos d'Esquadra han tomado declaración a varios vecinos y además han interrogado como testigo a una canguro de los dos menores asesinados.

Mientras la investigación trata de aclarar los puntos confusos y los enigmas aún sin resolver de este crimen, la población de Lloret de Mar intenta recuperarse del impacto emocional sufrido, por lo que los vecinos han guardado hoy un sentido minuto de silencio frente al ayuntamiento.

Otras noticias

Contenido patrocinado