Buscar

Asesinato de cinco pandilleros reaviva polémica por cárceles en El Salvador

AFP
6/03/2008 - 19:19

El asesinato de cinco pandilleros a manos de sus mismos compañeros en el interior del penal de Chalatenango, norte de El Salvador, reavivó la polémica sobre el hacinamiento en el sistema carcelario que tiene capacidad para 7.300 presos pero que alberga a 18.509.

"Esta más que claro que la situación de hacinamiento en los penales del país es grave, y eso da paso a que puedan ocurrir situaciones de violencia como el asesinato de reos, motines. Todo esto obliga a las autoridades a buscar mecanismos para aliviar la situación en los penales", aseguró Nelson Flores de la unidad de Asuntos Penales de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fepad).

El miércoles, cinco reos pandilleros de la temida Mara Salvatrucha o MS-13, fueron asesinados por sus mismos compañeros de pandilla en el interior del penal de Chalatenango (75 km al norte de la capital), que alberga a 760 miembros solo de ese grupo.

Las autoridades creen, en una primera hipótesis, que el asesinato de los cinco pandilleros es un "ajuste de cuentas" entre los mismos miembros de la pandilla.

No obstante, esa teoría no es bien aceptada por el ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) que considera que "de un momento a otro" la situación de violencia puede estallar en los penales ante el hacinamiento y lo que califican "ineficaces" planes de readaptación de la población reclusa.

"En los penales se vive una situación seria, tanta gente metida ahí que los convierte en bombas de tiempo que en cualquier momento o situación pueden estallar en violencia. Sumado a eso no vemos que los planes de readaptación funcionen porque hechos como ese (el asesinato de cinco pandilleros) indican lo contrario", sostuvo el diputado del FMLN, Walter Durán, abogado de profesión.

Tanto Montenegro como Flores coinciden en que se necesita una estrategia penal "integral" para afrontar "la crisis" penitenciaria que vive El Salvador, la cual se agudiza con la detención a diario de unas 30 personas.

Datos oficiales indican que en las 21 prisiones que existen en el país se encuentran recluidos 18.509 reos.

De ese total de reos, unos 6.700 son miembros de las violentas pandillas MS-13 y de su grupo rival la Mara 18.

"En los penales no estamos observando un cambio en la conducta de los reos. Pero ¿qué esta pasando?, con las políticas represivas del gobierno las cárceles se están llenando de gente, que se topan con lugares en deplorables condiciones, es un círculo vicioso del que no salen", consideró el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Miguel Montenegro.

El hacinamiento ha sido, en muchas ocasiones, el detonante de motines en cárceles que en algunos casos han dejado saldos mortales con el asesinato de reos.

Como el que ocurrió a inicios de 2007 en la prisión de Apanteos, 66 km al oeste de San Salvador, que dejó 21 reos asesinados, una de las matanzas más violentas en cárceles salvadoreñas.

ob/af/aic

Contenido patrocinado

Otras noticias