Buscar

Pleito de Venezuela y ExxonMobil: veredicto la semana próxima

AFP
6/03/2008 - 19:24

La sentencia del Tribunal británico donde se ventila el litigio del grupo petrolero estadounidense ExxonMobil, el mayor del mundo, contra la compañía estatal venezolana PDVSA será anunciada sólo hasta finales de la semana próxima, anunció el jueves el juez encargado del caso.

El juez Paul Walker anunció que se reservaba unos días su decisión sobre si mantiene la orden judicial de congelación de 12.000 millones de dólares de activos de PDVSA, dictada en febrero por un tribunal de Londres a pedido de ExxonMobil, o si revoca esa orden, como reclama la petrolera venezolana.

La audiencia sobre este caso, que empezó el jueves pasado en la sala número 21 del el Alto Tribunal de Londres, concluyó el jueves de tarde, sin veredicto.

Frente al edificio de la corte, un grupo de manifestantes denunció el "terrorismo legal" del gigante petrolero estadounidense, que demandó a la empresa venezolana tras la nacionalización decretada el año pasado por Caracas de proyectos en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Exxonmobil obtuvo que el Tribunal de Inglaterra y Gales dictara el 7 de febrero una orden judicial de congelación mundial de fondos, conocida como "Ley Mareva".

Paralelamente el gigante petrolero presentó una demanda de arbitraje contra Venezuela por nacionalizar el año pasado sus yacimientos de la Faja del Orinoco.

"Esa orden judicial de congelación de fondos debe ser mantenida para evitar que PDVSA gaste sus activos" y se pueda "garantizar la compensación" a mi cliente, aseguró durante la audiencia la representante legal de ExxonMobil, que acusó a la compañía venezolana de actuar con "mala fe".

El defensor de PDVSA, Gordon Pollock, respondió este jueves a Exxonmobil, a quien acusó de utilizar tácticas y acciones similares a las que usa la red terrorista Al Qaida.

"ExxonMobil se comporta como la Al Qaida del petróleo", afirmó Pollock en la corte, recalcando que la empresa estatal venezolana ha actuado de buena fe, aceptando un proceso de arbitraje que se desarrollará en una corte de Nueva York.

Pollock reiteró en sus alegatos finales que la corte de Inglaterra no tiene el menor vínculo con este caso, ya que ni PDVSA ni ExxonMobil están bajo la jurisdicción inglesa. "PDVSA no tiene residencia ni activos en este país", subrayó nuevamente el abogado.

Señaló a la corte que utilizar la "Ley Mareva" en un caso con el que no tiene ninguna conexión sería una "utilización de poder exorbitante".

"La justicia británica debe ser muy cautelosa al utilizar la Ley Mareva", advirtió el representante legal de PDVSA.

Recordando que el proceso de arbitraje ya está en curso en Nueva York, ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), una instancia del Banco Mundial, Pollock advirtió que "no es apropiado que una corte británica use su poder para ordenar una congelación de activos de una de las partes cuando ya hay en curso un arbitraje".

La decisión del tribunal londinense es similar a la congelación de activos decidida en Holanda y las Antillas holandesas, pedida por ExxonMobil para garantizar que pueda obtener compensación si gana el arbitraje contra Venezuela.

El abogado de PDVSA juzgó "absurdos" esos temores, señalando que su cliente es totalmente solvente, con activos que se elevan a unos 100.000 millones de dólares, y que ha compensado a las empresas concernidas por la nacionalización decretada por el Gobierno de Venezuela, "en ejercicio de su poder soberano".

Venezuela exigió al menos el 60% del capital de las sociedades encargadas de explotar los yacimientos en la Faja Petrolífera, entre ellas British Petroleum, Total, Statoil, ENI, Petrocanada, CNPC, Petrochina, Ineparia.

Pero ExxonMobil no aceptó seguir presente en la explotación de petróleo extra pesado del yacimiento como socio minoritario de PDVSA, y "recurrió a tácticas como las que hemos visto en esta corte", dijo Pollock.

"La única otra empresa que no aceptó fue Conoco Phillips, pero en estos momentos está en curso un proceso de negociación con esa firma", explicó a la AFP el embajador de Venezuela ante el Reino Unido, Samuel Moncada.

El diplomático subrayó que lo que busca la petrolera estadounidense, al utilizar "argucias legales" para obtener la congelación de fondos, es "presionar a PDVSA para que negocie (una compensación) en sus términos".

Venezuela, que recibió el miércoles en Viena el respaldo de la OPEP, en su litigio con ExxonMobil, es el mayor productor latinoamericano de petróleo y el cuarto proveedor de crudo y derivados a Estados Unidos.

ame/jo

Otras noticias

Contenido patrocinado