Buscar

Aprueban en Brasil indemnización para siete presas políticas

AFP
8/03/2008 - 3:52

Una comisión del Ministerio de Justicia de Brasil decidió aprobar el viernes indemnizaciones para siete mujeres que fueron perseguidas políticas y presas entre 1946 y el final del régimen militar (1985), entre ellas la viuda del fallecido líder de un grupo armado comunista.

Según informaron las autoridades en la víspera del Día Internacional de la Mujer, la Comisión de Amnistía del ministerio aprobó la concesión para las siete mujeres en dos niveles: para algunas con pensión mensual vitalicia y en otros casos con indemnizaciones únicas, que llegan a 150.000 reales (USD 89.300).

El presidente de la comisión, Paulo Abrao, justificó el dictamen señalando que "son mujeres que fueron íconos de la resistencia a la dictadura".

Entre las beneficiadas figura Clara Harf, viuda de Carlos Marighella (83), fundador del grupo comunista Alianza Libertadora Nacional (ALN), quien fue favorecida con pensión mensual vitalicia de 2.520 reales (USD 1.500) para compensar su forzado retiro como azafata en 1946 debido a motivos políticos.

"Lo más importante no es cuanto voy a recibir. Lo importante es el trabajo de la comisión para tornar público todo lo que ocurrió en Brasil", dijo Harf.

Harf además podrá cobrar unos 165.000 (USD 98.200) por indemnización retroactiva de los últimos cinco años.

Otra que tendrá compensación es Nancy Mangabeira Unger, hermana del Ministro de Asuntos Estratégicos, Roberto Mangabeira, que recibirá una indemnización única de 100.000 reales (USD 59.500) expulsada por subversión de la Facultad Nacional de Filosofía de Rio, en 1970, y también presa del régimen militar.

Entre otras, también recibieron indemnización máxima de unos USD 59.500 tres mujeres militantes de grupos de izquierda que fueron perseguidas, presas y torturadas durante el régimen militar (1964-1985).

En agosto de 2007 el gobierno brasileño lanzó el libro "Derecho a la Memoria y a la Verdad" tras once años de trabajo de una comisión especial reconociendo por primera vez la responsabilidad del Estado en los crímenes de la dictadura.

llu/ml

Otras noticias

Contenido patrocinado