Buscar

Once detenidos por caza furtiva en la mayor operación contra este tipo de redes

EFE
12/03/2008 - 2:12

Madrid, 12 mar (EFE).- La Guardia Civil ha detenido en Madrid, Toledo y Salamanca a doce personas por llevar a cabo cacerías furtivas en diferentes puntos de España, incluido el Parque Nacional de Monfragüe, en la mayor operación desarrollada contra este tipo de redes, denominada "Operación Bambi".

En rueda de prensa, el instituto armado ha informado que se han incautado 53 armas, entre rifles, escopetas, y carabinas; así como unos 500 trofeos de caza: cabra hispánica, venados, jabalíes, muflones, gamos, rebecos, y otras especies protegidas y en peligro de extinción como la avutarda, la lechuza y el turón; y crías de animales congeladas.

Además, en la provincia de Toledo ha sido descubierta una taxidermia ilegal, donde supuestamente parte de los ahora detenidos llevaban los animales abatidos, para ser disecados, y en Salamanca se realizaron dos registros en taxidermias, donde se intervinieron distintos trofeos y especies protegidas.

En Toledo también se ha incautado una prensa y un torno, utilizados para la fabricación de silenciadores, comúnmente conocidos como "chupetes", que vendían a sus clientes por unos 700 euros para utilizarlos en su cacerías furtivas por Soria, Guadalajara y Salamanca, principalmente.

Algunos de los integrantes de la red, tienen antecedentes por los mismos delitos desde los años 80.

Durante la investigación, los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) han podido comprobar que el grupo de "Toledo" era el encargado de organizar las cacerías con los clientes interesados, de fabricar los silenciadores y los dobles fondos en los automóviles para evitar que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad localizaran las armas ilegales y los trofeos de caza en los traslados.

Los detenidos en Toledo son: V.M.R, encargado de realizar las labores de vigilancia previa y avisar si observaba algún vehículo extraño; J.C.C. y J.L.S.B, quienes fabricaban los silenciadores; P.C.C,. que se encargaba de practicar los dobles fondos en los automóviles, y J.A.S.G. y J.C.C.

Los detenidos de Salamanca son:M.H.P., L.A.O.C., P.G.L., y J.B.P; y los de Madrid: M.T.C y J.R.C., este último ha sido identificado como el cabecilla de la red y responsable de captar clientes interesados en la práctica furtiva de la caza, buscar el lugar idóneo según la exigencia del cliente y facilitar el rifle.

Responsables de la Guardia Civil han declinado informar si entre los clientes de estas monterías furtivas hay personas conocidas, aunque han señalado que en general tienen un poder adquisitivo medio -alto.

Los detenidos han sido acusados de delitos relativos a la protección de la flora y la fauna y animales domésticos, delito que está penado solo con multa, y también de asociación ilícita, que sí podría conllevar la cárcel.

Las piezas recuperadas serán enviadas ahora a la Universidad Complutense para el cotejo del ADN con el fin de conocer con exactitud donde han sido cazadas.

En una montería legal, la caza de un Macho Cabra se cobra a unos 15,000 euros, la Cabra de Gredos a unos 12.000 y la Hispánica a unos 6.000 euros, y en una furtiva estos precios se reducen incluso a más de la mitad, según fuentes de la Guardia Civil.

Contenido patrocinado

Otras noticias