Buscar

El fiscal pide 26 años de cárcel para un hombre acusado de matar a tiros a otro y de herir a su hijo

1/04/2008 - 14:59

El ministerio fiscal reclamó hoy en la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia una pena de 26 años de cárcel para un hombre, toxicómano, acusado de matar a tiros a otro y de herir de gravedad al hijo de éste en el municipio valenciano de Quart de Poblet. El hombre negó los hechos que se le imputan y aseguró que no recordaba nada de lo sucedido.

VALENCIA, 1 (EUROPA PRESS)

De hecho, el hombre, V.N.R., declaró que de lo único de lo que se acordaba era de que fue agredido por las víctimas en un primer momento, pero que no sabía si tenía una escopeta, si con ella efectuó varios tiros ni si tenía licencia para cazar. También reconoció que era politoxicómano y que consumía frecuentemente alcohol.

El incidente tuvo lugar sobre las 19.15 horas del 28 de abril de 2005, cuando el acusado protagonizó una discusión en la calle General Francisco Cerdá de Quart con el herido, en la que le exhibió una navaja cerrada y le manifestó que lo iba a matar. En ese momento, familiares y vecinos de ambos lograron calmar los ánimos y todos se marcharon a sus respectivos domicilios, según el relato del fiscal.

Momentos después, el herido, acompañado de su padre y de otros familiares y vecinos acudieron a la casa del acusado, una planta baja, para aclarar lo sucedido y, cuando todos estaban en la calle tratando de hablar con su madre, éste, desde la azotea, se asomó armado con una escopeta de cañones con la que efectuó dos disparos contra el padre.

Seguidamente, cargó hasta dos veces más la escopeta, marca Azhur, calibre 12-70, para la que disponía de licencia, y una de las veces disparó también contra el hijo de éste. En la otra no llegó a utilizarla y se entregó a los agentes de Policía que acudieron hasta el lugar de los hechos.

Como consecuencia de los impactos, el padre sufrió ocho heridas de entrada de proyectiles, próximas entre sí, en la zona superior de la cara anterior del abdomen derecho que le afectaron al estómago y la víscera hepática; tres heridas en la zona toraco-abdominal izquierda; ocho heridas en la región dorsal izquierda de la espalda que afectaron al bazo e intestinos; además de otras heridas en la muñeca, antebrazo o en el lumbo-glúteo. El hombre sufrió una hemorragia aguda y finalmente murió sobre las 20.19 horas del día siguiente.

Por su parte, su hijo, quien también recibió un disparo, sufrió una fractura abierta en la muñeca y heridas circulares en la extremidad inferior izquierda que le afectaron al muslo, glúteo y pierna. Por estas heridas recibió una asistencia sanitaria inicial y un tratamiento posterior con intervención quirúrgica, y estuvo 151 sin poder desempeñar sus labores ordinarias de los 208 que tardó en sanar.

Como secuelas, el joven presenta hasta siete cicatrices circulares en el gemelo y región tibial, en el glúteo, en el muslo y muñeca, además de en el antebrazo izquierdo. También sufre síndrome de estrés postraumático.

Por todo, el acusador público reclama una pena de 26 años de prisión para el acusado por un delito de asesinato y otro de homicidio en grado de tentativa, y que indemnice con alrededor de 169.194 euros a los familiares del fallecido --del total, pide 23.670,61 euros para uno de sus hijos, el que resultó herido--.

Contenido patrocinado

Otras noticias