Buscar

Díaz de Rábago no ve razones para que no pueda decidir sobre las recusaciones del tribunal que juzgará a Ibarretxe

14/04/2008 - 14:23

Cree que no hay "base razonable" para deducir que desea una determinada solución "del pleito ni, de rebote, de las recusaciones"

BILBAO, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Sala de lo Social del TSJPV, Manuel Díaz de Rábago, considera que no hay razones para que él no pueda resolver sobre las recusaciones planteadas contra algunos de los miembros del tribunal que tiene que juzgar al lehendakari, Juan José Ibarretxe, y a los dirigentes socialistas Patxi López y Rodolfo Ares por un presunto delito de desobediencia al reunirse con Batasuna.

En el escrito, en el que se opone a su recusación, planteada por Foro Ermua, asegura que no hay "base razonable" para deducir que desea una determinada solución "del pleito ni, de rebote, de las recusaciones". "No concurre la concreta causa de recusación invocada", asegura.

El magistrado presentó el pasado jueves a la Sala de Recusaciones un escrito, hecho público hoy, en el que rechaza la recusación solicitada por Foro Ermua, que considera que Díaz de Rábago puede tener "un interés" en que el Tribunal que enjuicie a Ibarretxe y López tenga "una determinada conformación"

En su escrito, afirma que "no concurre" la causa de revocación a la que se refiere el Foro Ermua, que aportaba como documentación artículos escritos por el magistrado e intervenciones en medios audiovisuales, en los que, según este colectivo, Díaz de Rábago afirmaba que la "actuación" del presidente del TSJPV, Fernando Ruiz Piñeiro, y del magistrado Antonio García, designados como miembros del tribunal enjuiciador, suponía "un ataque a las posiciones" de los partidos que tienen procedimientos judiciales abiertos por reunirse con Batasuna.

Díaz de Rábago hace referencia a algunas de sus manifestaciones a medios de comunicación, señalando, en relación a un artículo en periódico el pasado diciembre que "sólo" se hace "responsable" del escrito que remitió días antes a una agencia de prensa. En su escrito, afirma que, de su lectura, se desprende que "no contiene la más mínima referencia a la cuestión objeto de enjuiciamiento en la causa penal".

Según indica, su finalidad era la de "desvelar y distanciarse" de la toma de posición que habían efectuado diez magistrados en un escrito sobre determinadas reacciones causadas por la decisión de abrir esa causa.

Díaz de Rábago asegura que su interés en el asunto, por tanto, "se limitó a esas reacciones políticas, que no a la solución del caso". Por ello, cree que no constituye "base razonable" para deducir que "tengo un determinado interés en el modo en que se ha de solucionar ese pleito ni, de rebote, las recusaciones".

"Salvo que se considere que la expresión pública de cualquier opinión vinculada de una u otra forma a la cuestión sujeta a decisión judicial, cualquiera que sea su contenido, constituye elemento suficiente para deducir un interés personal en su decisión, lo que no parece compatible con la doctrina constitucional en la materia que la propia recusante cita (ATC 5-Fb-07)", añade.

LEY DE PARTIDOS

Por otra parte, respecto a sus manifestaciones públicas sobre la Ley de Partidos Políticos, reconoce que, con ocasión del anteproyecto de esta ley y, posteriormente, con su aprobación, apuntó su carácter "inconstitucional". Díaz de Rábago indica que se trataba de "opiniones técnicas" ante una cuestión, que, según recuerda, "ya ha quedado zanjada por el Tribunal Constitucional, que es quien tiene la doctrina buena en la materia".

Asimismo, recuerda que también expresó, con motivo de su tramitación como ley, que no le parecía "políticamente oportuna para erradicar el terrorismo", aunque, posteriormente, ha reconocido que "ha tenido elementos positivos en ese terreno". También se refiere a sus palabras en las que decía que la Ley de Partidos no le parecía "compatible" con su concepción de la democracia, ya que considera que "ésta no debe defenderse recortando derechos propios de la misma".

El magistrado asegura que todas esas opiniones se emiten en "un terreno ajeno no sólo a las recusaciones" sobre las que debe decidir, sino también "a la cuestión que se dirime en la causa penal en la que aquéllas se han suscitado". Por ello, cree que "no constituye indicio objetivo suficiente" para deducir que tiene "un interés determinado en su solución".

Por otra parte, ante las referencias que hace el Foro Ermua a que se pronunció públicamente sobre constituir una mesa de partidos en la que estuvieran todas las sensibilidades políticas, asegura que este colectivo "tergiversa" su posición cuando deduce que se posicionó a favor de que estuviera presente Batasuna.

"Con ello realiza una identificación que yo no hago: una cosa es un partido judicialmente disuelto por haberse convertido en un instrumento de ETA, como es Batasuna, y otra bien distinta que en las comunidades autónomas del País Vasco y Navarra exista un sector social que tiene unas determinadas posiciones políticas, que son las que creo que deben tener cauce de expresión a través de los sujetos políticos que legalmente las puedan representar", señala.

Díaz de Rábago asegura que se trata de una opinión efectuada "en el ámbito de lo político", que "no guarda relación con las cuestiones que se deciden en la Sala de recusaciones, ni en el pleito penal". Por ello, dice que no le parece "dato suficiente para deducir objetivamente un interés personal en la solución de ambas en un determinado sentido".

INDEPENDENCIA JUDICIAL

El escrito también alude a su participación en un debate televisado que abordó, entre otros asuntos, la falta de independencia del poder judicial. El magistrado dice no recordar si "también se habló de las decisiones judiciales adoptadas en la causa penal de la que dimanan las recusaciones" ni tampoco las "opiniones concretas" que expresó, y agrega que no dispone de una copia del programa que le permita rememorar las opiniones expresadas". "Aunque -agrega- me extraña que las diera sobre dicha causa".

En todo caso, recuerda que no se le imputan declaraciones concretas emitidas durante el programa "y en relación a esa concreta causa", por lo que, estima que "mal puede fundarse mi interés en la solución de las recusaciones y de la posterior causa penal en el mero hecho de que participara en un programa con ese objeto".

También asegura que el Foro de Ermua "mutila y tergiversa" una frase relativa a su pronunciamiento sobre la finalidad de las reuniones con Batasuna realizado en un escrito de diciembre de 2006.

Según Díaz de Rábago, en el texto se limita a "describir el ámbito en el que se enmarcaron las reuniones sobre las que se ha centrado el procedimiento penal de referencia" por lo que cree que, de ellos, no puede deducirse "toma alguna de posición previa sobre la cuestión que se dirime en la causa" ni tampoco "objetivamente, un interés porque se solucione de una determinada forma".

La 'Sala del 77', que se encarga de resolver las recusaciones planteadas, tiene previsto reunirse, de nuevo, el próximo miércoles 16 de abril.

Contenido patrocinado

Otras noticias