Buscar

El juicio contra el Guardia Civil acusado de abusar sexualmente de sus hijas se reanuda mañana

14/04/2008 - 16:20

El juicio contra un Guardia Civil acusado de abusar sexualmente de sus hijas, una de las cuales se suicidó tirándose a las vías del Metro en la estación de Tribunal en el año 2004, se reanudará mañana martes, a partir de las 9.30 horas, después de que la juez suspendiera las declaraciones la semana pasada.

MÓSTOLES (MADRID), 14 (EUROPA PRESS)

El juicio contra un Guardia Civil acusado de abusar sexualmente de sus hijas, una de las cuales se suicidó tirándose a las vías del Metro en la estación de Tribunal en el año 2004, se reanudará mañana martes, a partir de las 9.30 horas, después de que la juez suspendiera las declaraciones la semana pasada.

En la primera jornada del juicio, que tuvo lugar el pasado 8 de abril, declararon la madre, la hermana de la fallecida y el propio acusado, así como los forenses del Juzgado, por lo que quedan por declarar los tíos de la fallecida y su padre biológico, que son los testigos aportados por la abogada de Asociación de Asistencia de Mujeres Víctimas de Agresiones Sexuales.

La acusación pide seis años de prisión para el acusado, tres por los abusos cometidos a cada una de las niñas. Por otro lado, el abogado de la defensa solicita que sólo sean tres, pues los abusos a la hija pequeña no han sido demostrados ni tampoco reconocidos por el acusado.

Durante la primera jornada del juicio se produjeron algunos altercados en los pasillos de los Juzgados de Móstoles. A primera hora de la tarde, los familiares tuvieron que ser expulsados de las instalaciones después de que increparan al acusado con palabras como "violador", "degenerado", "abusador", o "sinvergüenza".

PEDOFILIA LIMITADA AL INCESTO

Los abusos comenzaron, según la familia, cuando la fallecida, Patricia, tenía diez años. Pasaron siete hasta que ella, en octubre de 2003, se decidió a contarlo en una reunión familiar porque sospechaba que su hermana pequeña, Andrea, estaba sufriendo el mismo tipo de abusos. En plena reunión, la niña empezó a acusar al padre de lo sucedido en los años anteriores.

En consecuencia, los padres se separaron y la familia puso el tema en manos de la Justicia. Los forenses diagnosticaron entonces que el acusado tenía una pedofilia limitada al incesto; es decir, que abusaba de menores pero sólo dentro del propio seno familiar. No obstante, el acusado no llegó a entrar en prisión en ningún momento, aunque se le quitó la Patria Potestad.

La madre de las niñas explicó la semana pasada a las puertas del Juzgado que su hija fallecida "estaba hundida por lo que había sucedido, especialmente a partir del momento en que se dio cuenta de que lo que a ella le había pasado se estaba repitiendo con su hermana pequeña".

"No pensaba contarlo nunca, pero cuando se dio cuenta de lo que estaba sucediendo, nos dijo cómo su padrastro le metía mano y la sobaba cuando yo no estaba en casa", explicó la madre.

Contenido patrocinado

Otras noticias