Buscar

El joven gijonés acusado de robar y detener ilegalmente a su pareja, de 17 años, defiende su inocencia

20/05/2008 - 18:23

El joven gijonés acusado de maltratar, robar y detener ilegalmente a su pareja defendió hoy su inocencia y aseguró que las denuncias que existen contra su persona por parte de su ex novia "están exageradas, sacadas de contexto y falseadas", según informaron a Europa Press fuentes jurídicas. "En ningún caso los hechos fueron como los describe mi ex pareja", apuntó el acusado.

OVIEDO, 20 (EUROPA PRESS)

El joven declaró hoy ante el magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial y la vista oral ha quedado vista para sentencia. Durante el juicio, que se celebró a puerta cerrada ya que la víctima tiene 17 años, el juez escucho también las declaraciones de la menor de edad, de dos testigos y un perito por su parte, y la declaración de cinco testigos por parte de la defensa del acusado.

Por otro lado, el Ministerio Fiscal que solicitaba la pena de doce años y cuatro meses de prisión para el joven, de 23 años, rebajó la petición de pena a diez años al reducir los delitos de amenazas en coacciones. Por su parte, la defensa pide la libre absolución para su cliente al entender que "ambos se comportaban igual en el trato de pareja".

Según el escrito de calificación fiscal el acusado acumula diferentes delitos cometidos contra su pareja de hecho. El joven está acusado de varios delitos de detención ilegal, de robo con violencia, de coacciones y de lesiones.

La joven denunció a su ex novio en varias ocasiones por "sentirse vejada" por el comportamiento de su novio, según apuntaron las mismas fuentes jurídicas. El hombre permanece en prisión por estos hechos desde el 24 de octubre de 2007.

La mujer declaró ante el juez que en algunas ocasiones él le arrebataba sus cosas por medio de la violencia y señaló que en más de una ocasión "la cogió por las muñecas" y "le levantó la mano". Señaló que en algún momento recibió "una bofetada", que más tarde ella le devolvió.

"No me gustaría verlo en la cárcel, no quiero que esté allí, tan sólo quiero que me deje en paz", apuntó la menor que, a preguntas del abogado de la defensa, manifestó que "conoce la repercusión que puede tener una sentencia condenatoria".

En su declaración el psicólogo que declaró en la vista oral tras examinar a la víctima señaló que la joven sufre "miedos" y ansiedad" y manifestó que tiene un carácter "fuerte". Por su parte, todos los testigos de parte de la víctima destacaron su "comportamiento posesivo". "Es un poco celosa", apuntó su madre.

Respecto a la declaración de los cinco testigos de parte de la defensa, todos coincidieron en que la relación entre acusado y víctima era de "amor y odio". "Tan pronto estaban tirándose los trastos a la cabeza como abrazados y besándose", apuntaron.

Otras noticias

Contenido patrocinado