Buscar

Dos supuestas víctimas exculpan en Córdoba a un acusado de prostitución para el que piden 48 años de cárcel

4/06/2008 - 17:28

Dos de las supuestas víctimas de delitos de prostitución y coacciones exculparon hoy durante el juicio a I.C.T., acusado de delitos de prostitución y coacciones por traerse a ocho mujeres al país con la promesa de ofrecerles la posibilidad de ganar dinero trabajando en un empleo digno.

CÓRDOBA, 4 (EUROPA PRESS)

Según informó a Europa Press el letrado de la defensa, estas dos mujeres declararon en la vista oral que el procesado "no tenía nada que ver con los hechos, y que él estaba amenazado por su padre", G.T., ya condenado a 32 años de prisión por esta causa.

El fiscal apunta en su escrito de calificación provisional que a principios del año 2002, el procesado, "actuando como intermediario para su padre", contactó en su país de origen con cuatro mujeres para ofrecerles un trabajo en España bien remunerado.

Según el ministerio público, "él sabía realmente que iban a ser destinadas al ejercicio de la prostitución por su padre y todo ello con el ánimo de lucrarse con la explotación de mujeres de nacionalidad rumana, aprovechándose de su estado de precariedad económica y abusando de su situación de necesidad".

Una vez que estas mujeres llegaron a España, eran trasladadas al Club California, situado en el polígono industrial Mina-Antolín de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba), o a un domicilio, donde ya se encontraban otras cuatro mujeres.

Según el fiscal, éstas eran trasladadas al club por la noche, permaneciendo durante el día "recluidas en el domicilio donde no se les permitía que salieran solas de la vivienda, permaneciendo retenidas en ella durante todo el día hasta que llegaba la noche", llegando incluso el acusado a obligarles a comunicar telefónicamente con sus familiares para decirles que se encontraban bien, "realizando en todo momento el acusado la labor de control de dichas mujeres cuando su padre no estaba".

No obstante, las dos testigos que acudieron hoy a declarar manifestaron que el procesado estaba amenazado por el padre y que incluso en una ocasión se presentó con una catana, lo puso de rodillas y le advirtió de que como dijera algo le cortaba el cuello.

Además, el procesado, para quien su letrado pide la libre absolución, manifestó también que su padre le había retirado igualmente el pasaporte, le pegaba y lo tenía amenazado.

No obstante, el fiscal ha mantenido su petición inicial y mantiene para I.C.T. cuatro años de cárcel por cada uno de los ocho delitos de prostitución y dos años más por los ocho delitos de coacciones. Solicita la clausura del club y una indemnización de 6.000 euros para cada una.

Otras noticias

Contenido patrocinado