Buscar

Condenados un arquitecto, un jefe de obra y un administrador por un accidente laboral en Cádiz

4/06/2008 - 17:45

El Juzgado de Instrucción Número dos de Cádiz condenó al administrador de una empresa, a un arquitecto técnico y a un jefe de obra a seis meses de prisión por un delito de lesiones imprudente y a diez meses de arresto domiciliario por un delito contra los derechos de los trabajadores, como consecuencia de un accidente laboral ocurrido en octubre de 2002 cuando un obrero trabajaba en el techo de una nave en Cádiz y cayó al vacío desde una altura de más de siete metros.

CÁDIZ, 4 (EUROPA PRESS)

Según los hechos probados de la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, la empresa Saina S.A. contaba con una nave en Cádiz, destinada a talleres y oficinas, cuya cubierta de unos 3.200 metros cuadrados estaba en mal estado, así que firmó con una empresa de construcción, un contrato para que ésta ultima realizara la reparación.

Así, esta última empresa encargó por procedimiento de subcontratación parte de la obra a otra empresa de estructuras y cubiertas, si bien la dirección de la obra la llevó el arquitecto técnico designado la constructora. Asimismo, encargó a uno de los acusados la redacción del Estudio Básico de Seguridad, mientras que otro de los acusados, gerente de la empresa subcontratista, estuvo presente en la obra actuando como jefe de obras.

Según la sentencia, el Estudio Básico de Seguridad "no contemplaba las características reales de la obra a realizar, conteniendo solo vaguedades y generalidades en materia preventiva y contemplado incluso trabajos por completo ajenos a los que se iban a realizar".

Asimismo, indica que "a los trabajadores se les facilitaron cinturones anticaídas del tipo arnés aunque no se les facilitó en ningún momento una línea de vida o cable fijador que les permitiera desenvolverse por la estructura, de manera que el arnés no servía para nada". Además, añadió que "como medida colectiva de protección solo se estableció frente al riesgo de caída al vació desde el tejado un sistema de fijación de red bajo la estructura, si bien la red no cubría mas que unos 100 metros cuadrados y se colocó en una sola ocasión por generar su colocación varias horas de trabajo".

Así, en octubre de 2002 un trabajador que se encontraba desarrollando su labor en la cubierta de la nave retirando y recambiando planchas de las que conformaban la misma sobre una estructura metálica, perdió el equilibrio y cayó al vacío desde altura de siete metros y medio, careciendo de la "posibilidad de utilizar arnés de seguridad", además de no haber red de seguridad en la zona de trabajo.

Como consecuencia de la caída sufrió "graves lesiones", quedándole limitaciones funcionales de media intensidad que no significan su invalidez laboral.

Contenido patrocinado

Otras noticias