Buscar

Totana.- Intermediario se acoge a su derecho a no declarar y un empresario local no ratifica su declaración inicial

1/07/2008 - 14:20

El abogado del ex alcalde presenta la nulidad de todo el proceso y adelanta que Morales comparecerá el próximo martes

MURCIA, 1 (EUROPA PRESS)

El presunto intermediario en operaciones de compra venta de terrenos en Totana, Joaquín Carmona, así como el empresario totanero dueño de la compañía 'Huevos Maryper', Gabriel Martínez, acudieron hoy al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia para comparecer en su condición de imputados en el caso 'Tótem'. El primero de ellos se acogió a su derecho a no declarar, mientras que el segundo dijo no ratificarse en su declaración.

Ambos, que llegaron al TSJ sobre las 10.00 horas acompañados de sus abogados, comparecieron ante el magistrado instructor de la Sala de lo Civil y Penal del TSJ de Murcia, Julián Pérez Templado, quien ha decidido llamar a declarar durante esta semana y la próxima a los diferentes imputados en la trama totanera, incluido el alcalde, José Martínez Andreo, por la supuesta implicación del ex regidor y diputado del Grupo Mixto en la Asamblea Regional, Juan Morales.

Fue esta Sala la que asumió la competencia para conocer el asunto en relación al ex regidor totanero --aforado-- en el marco de las investigación de la 'Operación Tótem', al entender que había "indicios suficientes" de presuntos delitos cometidos por éste, entre ellos el de cohecho "por el cobro de comisiones". De hecho, la Dirección Regional del PP aceptó su baja cautelar y voluntaria en la militancia del partido.

Así, el empresario de 'Huevos Maryper', quien estuvo compareciendo durante más de dos horas, no se ratificó en su declaración inicial, según informaron a Europa Press fuentes próximas al caso, que argumentaron que tampoco indicó lo contrario. "Se le ha preguntado sobre la parte de comisiones y no ha declarado", manifestaron las citadas fuentes.

La juez del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Totana, María Asunción Navarro, que dirige la instrucción del caso, ya decretó en noviembre libertad provisional bajo fianza de 90.000 euros, con obligación de comparecer ante el juzgado y retirada del pasaporte para el dueño de esta empresa totanera.

Por contra, Carmona, que únicamente permaneció en el Palacio de Justicia poco menos de media hora, se acogió a su derecho a no declarar.

Así, a su salida afirmó que "no tengo nada que decir", y preguntado sobre si había terminado ya su declaración, únicamente se limitó a señalar a los medios allí presentes que no había declarado, respondiendo con la pregunta "qué crees que hago aquí". Para este intermediario, la juez acordó libertad provisional bajo fianza de 24.000 euros, con obligación de comparecer ante el juzgado y retirada del pasaporte.

Por su parte, el abogado de Morales, José María Caballero, anunció que ayer presentó la nulidad de todo el proceso por entender que "no se ha respetado el derecho al juez ordinario predeterminado por Morales; porque la intervención telefónica que se hace es sin motivación suficiente y no reúne los requisitos que, según la jurisprudencia del Constitucional especifican que se pueda adoptar una medida tan grave; y que se ha ido manejando la información que había en el procedimiento en la forma que mejor le venía".

Al respecto, dejó claro que "este recurso se tiene que resolver y es lo que estamos esperando", al tiempo que avanzó que el diputado del Grupo Mixto en la Asamblea Regional comparecerá el próximo martes, día 8. Sobre ello, apuntó que Morales "confía en que al final se termine aclarando todo".

PAGO DE COMISIONES MILLONARIAS.

El caso 'Tótem' investiga los presuntos delitos de cohecho, falsedad en documento público, falso testimonio, omisión del deber de perseguir delitos, tráfico de influencias, fraude, malversación de caudales públicos, prevaricación, infidelidad en la custodia de documentos, contra la intimidad y blanqueo de capitales.

En concreto, se trata de una operación contra una trama de pago de comisiones millonarias a cambio de licencias municipales para construir en el término municipal de Totana (Murcia). Y es que el grupo gallego Nuaria habría adquirido las licencias para construir 4.000 viviendas en 2,2 millones de hectáreas a través de comisiones ilegales durante la pasada legislatura.

El Grupo Nuaria era el encargado de desarrollar el que sería el mayor complejo residencial del municipio murciano de Totana, que supondría la construcción de más de 5.000 viviendas, un campo de golf y dos hoteles con 'spa'.

Contenido patrocinado

Otras noticias


El flash: toda la última hora