Buscar

Dos de los doce trabajadores llamados a declarar hoy por Terra Mítica reconocen obras en el parque

2/07/2008 - 15:10

Dos de los doce trabajadores de cuatro empresas citados hoy a declarar en el juzgado de de instrucción número 3 de Valencia, encargado de investigar a Terra Mítica y a una veintena de firmas más por un presunto fraude fiscal por valor de 4,4 millones de euros, reconocieron que efectuaron obras en el parque temático de Benidorm (Alicante), mientras que el resto negó haber realizado trabajos en el recinto de ocio, aunque sí en otras construcciones de estas empresas.

VALENCIA, 2 (EUROPA PRESS)

Las declaraciones se iniciaron sobre las 9.30 horas de hoy y concluyeron sobre las 13.30 horas, cuando declaró el último testigo, de la empresa 9 Mileni. El resto de trabajadores pertenecía a las empresas Mecanizados de Hermanos Muñoz, Les Simetes de Pertegas y Remel 2002, mercantiles que presuntamente facturaron por trabajos que no realizaron, según la denuncia de la Fiscalía.

De los 12 empleados que declararon, tan sólo dos de ellos, de la firma Hermanos Muñoz, reconocieron trabajos de jardinería para el parque temático. En concreto, uno de estos dos era el hijo de José Luis Rubio, el representante legal de la entidad, e imputado en la causa. Éste explicó ante el magistrado que trabajaba en una nave con materiales para hacer las instalaciones de riego en Terra Mítica.

Otro de los trabajadores de esta empresa explicó que, a pesar de que figuraba como empleado en obras del parque, nunca trabajó allí, aunque sí para esta compañía en otras construcciones. Tampoco trabajó allí otro empleado de la mercantil, quien aseveró que desde ésta se fabricaban tornillos, tuercas y otros elementos de coletaje que "difícilmente podían destinarse a maquinaria del parque".

Explicó que estuvo desempeñando trabajos como inspector durante cinco años en la empresa, desde 1995 hasta el año 2000, y que durante ese tiempo no fue al parque, "tan sólo fabricábamos piezas de coletaje no muy grandes y que, en principio, podían destinarse a electrodomésticos, pero no a piezas para la construcción".

Estos dos empleados aseguraron que habían oído hablar de José Luis Rubio porque era su jefe, pero que ni lo conocían ni le habían visto nunca. Ambos indicaron que se limitaban a trabajar para cobrar y que no les importaba "si la empresa cambiaba de nombre o cuántos trabajadores tenía". Al respecto, uno de los trabajadores reconoció hasta cuatro nombres de la mercantil: Industrias Cardós; DCLTJ; Mecanizados Levante y Hermanos Muñoz y Word Consulting 2000.

Otros dos de los trabajadores que figuraban como empleados de Simetes aseguraron que tampoco realizaron obras en el parque temático, y que se limitaban a poner yeso en otras instalaciones de Valencia y Castellón.

Uno de ellos, que estuvo unos dos años en esta mercantil, indicó ante el juez que su jefe, Alfonso Haro, era un "testaferro" y que "hacía lo que quería", y aseguró que les costaba cobrar por su trabajo, ya que no tenían contratos y facturaban por metro realizado. Además, dijo que le cambiaban "de un sitio a otro".

Asimismo, los otros tres trabajadores de 9 Mileni que declararon ante el magistrado, negaron haber trabajado en Terra Mítica, e incluso uno de ellos aseveró que no conocía ni a esta empresa, a pesar de que su firma figuraba en uno de los contratos. "Ni he trabajado para esta empresa ni la conozco, yo firmé unos papeles para trabajar y cobrar, y ya está", dijo.

Los otros dos empleados puntualizaron que realizaron obras de yeso y escayola en hoteles y apartamentos de Benidorm, pero no en el parque temático. Además, uno de ellos, que estuvo alrededor de un mes, aseveró que no le coinciden las fechas en las que estuvo en esta empresa con lo que figura en el extracto de su vida laboral.

Otro de los testigos, empleado de Remel 2002, aseguró que no realizó obras en Terra Mítica, y que sus trabajos se limitaban a hacer reformas y a tirar tabiques. Especificó que la entidad contaba con unos ocho o diez trabajadores, y que les costaba "mucho" cobrar, ya que incluso a veces tenían que "ir con los jefes a los bancos para conseguirlo", indicó.

Tras la jornada de hoy, en la que estaban citados a declarar una veintena de trabajadores pero que finalmente sólo acudieron 12, el magistrado tomará nuevas declaraciones a más empleados el próximo jueves, 10 de julio.

Por su parte, ayer declararon otras seis personas de la entidad Altos del Carrichal S.L., que es una de las mercantiles creadas por el empresario Antonio Moreno Carpio, imputado en esta causa, y que supuestamente presentaba facturas falsas a otras pequeñas empresas por obras no realizadas. Los seis trabajadores aseguraron que no vieron nada raro en las obras del parque.

Otras noticias

Contenido patrocinado