Buscar

Colectivos de inmigrantes califican de aislados los disturbios y piden calma

EFE
8/12/2008 - 15:36

La Mojonera (Almería), 8 dic (EFE).- Representantes de colectivos de inmigrantes de la Almería han hecho un llamamiento a la convivencia pacífica entre magrebíes y subsaharianos tras los incidentes registrados en La Mojonera por la muerte del malí Sega S., que han coincidido en tildar de "caso totalmente aislado".

Así lo han trasladado en declaraciones a EFE el marroquí Mohamed Ahansal, presidente de la asociación de musulmanes de La Mojonera, y Spitou Mendy, representante del Sindicato de Obreros del Campo (SOC) afincado en esta localidad, donde presenció buena parte de los incidentes que desencadenó el homicidio, que tuvo lugar a las 20:30 horas.

"Esto es un caso aislado que nada tiene que ver con problemas de convivencia", ha subrayado Ahansal a la salida de la mezquita de la localidad, en la que numerosos magrebíes y subsaharianos han coincidido hoy con motivo de la celebración de la fiesta del Cordero.

Tras incidir en que la "tranquilidad y la paz" tiene que imperar en una jornada "tan especial" para los musulmanes, ha reprochado a los implicados en los disturbios que se sucedieron anoche su participación en los mismos pues, ha ahondado, esta manera de actuar "no favorecen a nadie, ni a los autóctonos ni a los inmigrantes".

Por su parte, Mendy, representante del SOC de procedencia subsahariana, ha calificado de "barbaridad" la actitud adoptada por sus compatriotas tras la muerte del malí de 24 años a manos de un marroquí de 28.

"Entiendo que lo que ha ocurrido duele y que la gente quiere vengarse, pero cargar contra todos los marroquíes es algo muy injusto", ha afirmado antes de abogar por la unión del colectivo inmigrante, "que debe luchar unido por sus derechos" y no escoger "esta vía que, sin duda, es un mal camino para todos".

Mendy ha achacado lo ocurrido a la precaria situación que atraviesan muchos de los inmigrantes que residen en esta zona del poniente almeriense, pues "tienen muchos problemas, viven hacinados" y, día a día, deben esconderse de las fuerzas del orden al carecer muchos de ellos de documentación para residir en España.

Las declaraciones de sendos representantes se han producido después de la muerte anoche de Sega S., al que un marroquí de 28 apuñaló presuntamente tras tratar de sustraerle la cartera junto a dos compatriotas en un locutorio de la localidad.


Otras noticias

Contenido patrocinado