Buscar

Destacamos
El 'efecto Alguacil' se lleva por delante al Atlético y acerca el alirón del Barcelona

Periodistas español y británico dejarán hoy Somalia tras un mes de secuestro

EFE
4/01/2009 - 14:52

Bosaso (Somalia), 4 ene (EFE).- El fotógrafo español José Cendón y el periodista británico Colin Freeman, liberados esta mañana tras más de un mes de secuestro en el norte de Somalia, abandonarán hoy mismo el país, según dijo a Efe un portavoz oficial somalí.

Bile Mohamoud, portavoz de la Presidencia del Gobierno autónomo de Puntlandia, la región donde se han producido los hechos, señaló también que, tras su liberación, los dos periodistas fueron llevados a un hotel de Bosaso, la principal ciudad de esa región del norte somalí, donde fueron capturados a finales del pasado noviembre.

"Los dos fueron liberados hoy tras negociar con los secuestradores y llevados para descansar al hotel International Village de Bosaso", indicó Mohamoud, quien no quiso comentar si se había pagado un rescate por ellos.

Sin embargo, fuentes cercanas a los secuestradores manifestaron a Efe que un diplomático español y otro británico, de las embajadas de esos países en Kenia, estaban en Bosaso para negociar la liberación de los dos informadores y "pagar un rescate".

Mohamed Ali Suldan, miembro del clan Ali Saleban, al que según aseguró pertenecen los secuestradores, declaró a Efe por teléfono que los captores recibieron "un rescate de 200.000 euros (280.00 dólares) que se pagaron hace dos días".

El secuestro de Cendón y Freeman se produjo el pasado 26 de noviembre, cuando los dos informadores se disponían a trasladarse al aeropuerto de Bosaso para abandonar la zona, tras haber realizado un reportaje sobre la piratería en Somalia para el diario británico Daily Telegraph.

Ambos habían estado una semana en la región de Puntlandia, donde tienen sus refugios los piratas somalís que actúan en el océano Indico y el Golfo de Adén, y se alojaron en el hotel International Village de Bosaso.

Las autoridades de Puntlandia acusaron del secuestro a los traductores locales que habían trabajado para Cendón y Freeeman en la realización del reportaje, de los que dijeron que eran cómplices de un grupo de bandidos armados.

Durante el periodo que ha durado el secuestro, tanto las autoridades de Puntlandia como fuentes de las tribus locales han asegurado que los dos secuestrados estaban en un escondite en las montañas de Sanaag, unos 20 kilómetros al suroeste de Bosaso.

Otros dos periodistas extranjeros, la canadiense Amanda Lindhout y el australiano Nigel Brennan, siguen secuestrados en Somalia desde agosto pasado, cuando fueron capturados por un grupo armado no identificado cerca de Mogadiscio.


Otras noticias

Contenido patrocinado