Buscar

El padre del menor acosado en el Colegio Suizo de Madrid exige la aplicación de protocolos de actuación

EFE
7/01/2009 - 12:52

Alcobendas, 7 ene (EFE).- El padre del menor que sufrió acoso escolar en el Colegio Suizo de Madrid, Fernando Sacristán, ha asegurado hoy que espera que la sentencia condenatoria para el colegio "sirva para que los centros apliquen protocolos de actuación y no diluyan sus responsabilidades" ante este tipo de casos.

Así lo ha asegurado Sacristán en una rueda de prensa en la que se ha analizado el fallo judicial de la Audiencia Provincial de Madrid que ha condenado a este colegio privado de Alcobendas a pagar 30.000 euros por daños morales a la familia por el trato de humillación sufrido por su hijo por parte de varios compañeros durante dos años.

"Hemos ganado una guerra, me siento eufórico porque en ese colegio pasan cosas muy graves", ha señalado Sacristán quien ha añadido que a su hijo M.S.I. este año los Reyes Magos "le han regalado justicia".

Uno de los abogados encargados del caso, Fernando Gómez, ha explicado que la cuantía de la sentencia es la "más alta" de España por daños psicológicos derivados del acoso escolar y ha asegurado que, por tanto, "es un avance en la lucha contra este tipo de problemas, que no deben minimizarse".

La sentencia se basa en los informes del Defensor del Menor y la psicóloga del niños, así como un vídeo grabado el 26 de junio de 2006 por de uno de los alumnos en el propio colegio, en el que se aprecia cómo durante un recreo varios estudiantes se burlan del menor y le golpean con un estuche blando en la cabeza, las piernas y la espalda.

La decisión de la Audiencia Provincial contradice la sentencia emitida por el juzgado de instrucción número 1 de Alcobendas, que en septiembre pasado absolvió al centro de toda responsabilidad y condenó al demandante a pagar las costas al considerar que el vídeo mostraba un altercado "aislado y puntual".

Ahora, el fallo de la Audiencia Provincial además de exigir al colegio una indemnización de 30.000 euros, requiere al centro que haga frente a las costas del primer juicio y recrimina la actuación del colegio y los profesores, al considerar que existe un "nexo causal" entre el daño moral al menor y "la falta de atención, vigilancia y respuesta inmediata y contundente del centro".

Asimismo, la Audiencia tiene en cuenta las conclusiones del informe psicológico del menor donde se refleja el daño psíquico que sufrió en la época del acoso "con sobrecarga emotiva, inseguridad y baja estima, encontrándose solo, rechazado, amenazado e indefenso".

Por su parte, la psicóloga que trató al menor acosado, Ana María Álvarez, ha explicado en la comparecencia ante los medios que ahora el niño se encuentra y "perfectamente integrado" en un nuevo centro escolar, "gracias a que se pudo frenar a tiempo la situación".

Los padres del menor denunciaron al Colegio Suizo de Madrid en octubre de 2006 por el acoso escolar que sufrió su hijo en el centro por parte de algunos de sus compañeros.

Por su parte, la dirección del Colegio Suizo admitió entonces el acto de violencia de ese día, pero negó que existiera acoso escolar continuado al menor, como han denunciado sus padres.

Posteriormente, a principios de 2007 el entonces director del centro presentó su dimisión alegando razones personales.


Otras noticias

Contenido patrocinado