Buscar

Casajuana gana el Ramon Llull con una obra sobre la desaparición del catalán

EFE
29/01/2009 - 21:56

Andorra la Vella (Andorra), 29 ene (EFE).- El escritor y embajador de España en el Reino Unido desde octubre, Carles Casajuana i Palet, ha ganado hoy el Premio de las Letras Catalanas Ramon Llull 2009, dotado con 90.000 euros, por su novela "Casc antic o l'últim home que parlava català".

El diplomático catalán, que presentó su obra bajo el seudónimo de Carles Gilbert de Roselló, ha logrado el premio, que se ha dado a conocer hoy durante una velada celebrada en Andorra, con una novela que toma como punto de partida un caso de "asustaviejas" o de acoso inmobiliario, pero que va más allá y plantea la desaparición del catalán.

Uno de los protagonistas de la novela es un escritor que, a su vez, es el último ocupante de un edifico de la ciudad de Barcelona y cuyo propietario quiere vaciar para rehabilitarlo "con fines especulativos", según ha explicado a Efe Casajuana.

Pensada como una "trama policiaca", "Casc antic o l'últim home que parlava català" tiene una "víctima", que es el catalán, que ya ha desaparecido como lengua; un investigador que es un profesor norteamericano que intentará averiguar los motivos de esta desaparición; y un testigo, que es el último hombre que habla catalán.

En definitiva, una novela, ha afirmado el flamante ganador, "sobre el valor de la literatura en el mundo actual, sobre la identidad y el bilingüismo".

No obstante, Casajuana ha aclarado que la novela no trata tanto de la desaparición del catalán como de su "empobrecimiento".

En relación a la convivencia entre las lenguas catalana y castellana ha dicho que la primera es la "más débil", porque la segunda "se convierte en el punto de referencia inmediato para el catalán en muchas situaciones".

"Cuanto más se sabe de una lengua, más se sabe de las demás. No hay nadie que quiera la desaparición o el empobrecimiento de una de las dos lenguas", ha declarado a Efe.

Eso sí, el autor catalán ha puntualizado que su obra no es una "advertencia" sobre una hipotética desaparición del catalán y ha añadido que su obligación como novelista es presentar una trama "que se sostenga, que tenga interés y que no sea un insulto a la inteligencia de los lectores".

Casajuana ha reconocido que el tema planteado podría llegar a ser polémico y al respecto ha manifestado que no le desagradaría que "el lector se interrogue sobre estas cuestiones y reflexione".

El embajador y escritor ha afirmado sentir un "gran orgullo" al recibir el premio y aunque no pensó en presentarla a ningún concurso cuando comenzó a escribirla hace ahora unos seis años, según ha explicado, luego se dio cuenta de que podía tener posibilidades.

Carles Casajuana ha recordado que esta novela tiene como base otra, "The Tenants" (Los inquilinos), que el escritor Bernard Malamud, considerado uno de los principales exponentes de la literatura judía de Estados Unidos, escribió en 1971.

Convertido en el galardón más importante de las letras catalanas por su dotación, la obra premiada con el Llull se publica en catalán, castellano y también en francés.


Otras noticias

Contenido patrocinado