Buscar

Fallece Baltasar Porcel, un escritor sólido y vinculado al Mediterráneo

EFE
1/07/2009 - 22:50

Barcelona, 1 jul (EFE).- El escritor mallorquín Baltasar Porcel, fallecido hoy a los 72 años a causa de un cáncer, ha sido elogiado hoy por políticos, editores y escritores que han subrayado la solidez de su obra y su vinculación con el Mediterráneo.

Baltasar Porcel (Andratx -Mallorca- 1937, casado y con dos hijos) ha muerto esta tarde en el Hospital Clínic de Barcelona, donde estaba ingresado tras recaer del cáncer que le habían diagnosticado en el año 2006.

La capilla ardiente del escritor se abrirá el próximo viernes, día 3, en el Palau Moja de Barcelona, y será enterrado al día siguiente en Andratx.

Porcel, considerado como un escritor fundamental de la literatura catalana, es autor de una extensa obra, que incluye novela, ensayo y artículos.

En cuanto a sus novelas destacan, entre otras, "Cavalls cap a la fosca", "Les primaveres i les tardors", "El cor del senglar" o "L'emperador o l'ull del vent".

Baltasar Porcel escribió el pasado domingo 21 de junio su último artículo en el diario La Vanguardia, en el que tenía una columna desde hacía veinte años, bajo el título "Misterios y alterios".

El escritor acababa el artículo advirtiendo que "esta columna vive una alteración honda, ha existido durante más de veinte años, gracias a la fidelidad del lector y ahora cambia en aras de una mayor precisión, aparecerá aquí mismo cada semana algo más larga y matizada. Al regresar de Sicilia en agosto".

Precisamente, su editora Pilar Beltran (Edicions 62) ha señalado que a Porcel hay que "imaginárselo en Sicilia", una de las islas del Mediterráneo con el que el autor se sentía tan vinculado, además, por supuesto de Mallorca y de la sociedad mallorquina que retrató en su obra para adentrarse en las pasiones humanas.

Pilar Beltran ha explicado que el autor estaba preparando una obra que quería que fuera una novela negra con aspectos sociales, ambientada en un pueblecito de Mallorca y con un guardia civil con un perro como personaje central.

El escritor inició su trayectoria literaria a finales de los años 50 en Palma de Mallorca y se estableció en Barcelona en 1960, donde empezó una fulgurante carrera que le proporcionó los máximos galardones de la literatura catalana.

Al conocerse la noticia de su muerte se han sucedido las expresiones de condolencia y elogio de su obra desde el mundo editorial, político y de muchos de sus compañeros de profesión.

El editor de las obras de Baltasar Porcel en castellano, Emili Rosales, ha considerado al escritor como "un auténtico gigante de la cultura catalana y europea".

"Para mí se ha muerto un amigo", ha declarado Rosales, quien ha reconocido que "será difícil igualar una figura literaria y periodística como la de Porcel", ganador del Premio de Honor de las Letras Catalanas y del Premio Nacional de Literatura de la Generalitat de Catalunya.

Josep Maria Espinàs le ha calificado como un "novelista de calidad" y ha señalado que "sus novelas aportan el gusto creativo a su obra".

El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol ha señalado que, aunque esperada, la muerte de Baltasar Porcel "es dolorosa" y ha subrayado que era un hombre "con un carácter muy particular que prestó grandes servicios al país en muchos aspectos".

Pujol ha subrayado la aportación a Cataluña del escritor mallorquín "desde un punto de vista literario, cultural, pero también administrativo" y ha recordado, en este sentido, su labor al frente del Instituto de Estudios Mediterráneos, cargo que le ofreció el propio Pujol durante su mandato en la presidencia de la Generalitat.

El escritor mallorquín Biel Mesquida ha lamentado hoy la muerte de su paisano, a quien ha considerado "un clásico contemporáneo esencial de la literatura catalana".

Mesquida ha declarado que la producción de Porcel es "larga, compleja y controvertida", y ha querido resaltar la diversidad de formas de su obra: novelas, artículos, ensayos y columnas.

El último ganador del premio Josep Pla de narrativa y considerado como uno de sus discípulos literarios, el catalán Gaspar Hernández, se ha mostrado "muy triste" por la muerte de su amigo y escritor, a quien ha calificado como "uno de los grandes de la literatura catalana".

Desde el ámbito político, el presidente de la Generalitat, Josep Montilla, ha afirmado que el desaparecido escritor es "la figura más solida de las letras catalanas hoy", y aunque ha señalado que su muerte era esperada, "no por ello es menos dolorosa".

Contenido patrocinado

Otras noticias