Buscar

elSuperLunes
¡Ya es elSuperLunes! Con sólo un click, descargue gratis su edición de elEconomista

Labordeta saca su último libro marcado por el cáncer y la gratitud a su entorno

EFE
20/05/2010 - 15:44

Zaragoza, 20 may (EFE).- José Antonio Labordeta ha presentado hoy su último libro, "Regular, gracias a Dios", una obra marcada por el cáncer de próstata que le detectaron en 2006, y que le sirve para empezar la narración, y la gratitud hacia la gente que le rodea, su familia, amigos y los sanitarios que le han atendido en esta etapa.

Es un libro escrito "a tajos" pero con alegría por lo que suponía salir del hospital y regresar de nuevo a su casa, que ha podido terminar gracias a su hija Ángela, también escritora, y con el que a veces lo ha pasado "regular", sobre todo en las páginas dedicadas a sus padres, porque no sabía si hacerlo desde el optimismo, el pesimismo o el sentimentalismo.

Así lo ha confesado a los medios el escritor, cantautor y ex diputado por CHA en el Congreso durante una rueda de prensa en la terraza de la vivienda de su hija Ángela, tres pisos por encima del suyo, debido a que la enfermedad le mantiene postrado en casa desde el mes de noviembre.

La razón de este libro se la debe a su amigo y escritor Félix Romeo Pescador, quien le animó a plasmar las cosas de su vida pasada que contaba en las conversaciones, pero se lo dedica a todo el personal sanitario del Hospital Miguel Servet y a la planta octava de oncología, por la dureza que le supuso ponerse a escribir entre cada estancia clínica.

Y es que su convivencia con este cáncer está insertada en cada parte de este libro porque Labordeta cree que la gente debería hablar de sus problemas, algunos "dramas muy gordos" al lado de los cuales el suyo "no es nada".

En una entrevista previa a Efe, Labordeta ha asegurado que "lo de la próstata es como un mazazo que le dan a uno en la cabeza. Cuando de pronto te dicen un día que tienes cáncer de próstata, primero la palabra cáncer, luego que te digan dónde está la próstata, y no acabas de enterarte nunca. Cualquier cosa que te pasa piensas que es del cáncer de próstata".

En este libro, que no es un libro de despedida porque en estos momentos ya está escribiendo una novela policiaca, Labordeta recuerda su infancia, los años de maestro pasados en Teruel recién casado, sus vivencias como cantautor durante la dictadura o su experiencia recorriendo España con una mochila al hombro, mientras hace semblanzas de algunos de los miembros de su familia.

Ha confesado estar contento con su vida, porque "tengo una mujer que funciona de maravilla, tres hijas, dos nietas, una morena y otra rubia, un yerno que canta muy bien y no cambiaría nada. Tengo muchos amigos, estoy muy contento con lo que me ha tocado".

No cree que la represión franquista haya marcado su trayectoria porque "si no hubiera habido hubiéramos hecho otro tipo de cosas" como también se hacía en otros países donde "no había tanta represión y sin embargo estaban los Beatles, cantaba Bob Dylan y había poetas".

No obstante, ha reconocido el "desconcierto" al que se enfrentaban en algunos momentos y el "no saber muy bien lo que tienes que hacer" y ha puesto como ejemplo "El Canto a la Libertad" que grabaron "de cachondeo, pensando que no iba a pasar la censura y nunca jamás" se la censuraron.

Algunas de las imágenes más profundas que guarda de su vida son de cuando esperaba el tranvía en la Plaza de España para ir al colegio Alemán y siempre de la época de invierno; los ejercicios espirituales del colegio mixto, algo "muy raro" en esa época, en el que estudiaba.

También del Pirineo y la subida al lago de Estanés, su estancia en Aix-en-Provence como lectorado, que no pudo acabar porque en el primer viaje que realizó a España a pasar las navidades le retiraron el pasaporte.

Otras noticias

Contenido patrocinado