Buscar

Última hora
Dan por controlado el incendio de Moguer y los desalojados pueden volver a sus casas

Josep Martí recrea el complejo de los conservadores en "Eres de derechas y no lo sabes"

EFE
21/03/2008 - 12:49

Barcelona, 21 mar (EFE).- El periodista Josep Martí subraya en su libro "Eres de derechas y no lo sabes" que es necesario "reparar la anormalidad democrática" que, a su juicio, existe fundamentalmente en Cataluña y que lleva a los conservadores a "ocultar" sus convicciones para evitar que les tilden de "reaccionarios".

"Eres de derechas y no lo sabes" (Editorial l' Arquer) es un ensayo "en clave catalana" que constata una realidad dominada por un discurso de izquierda que lleva a los conservadores a evitar manifestarse como tales, ya que, según Martí, "ser de derechas se entiende como una manera determinada de entender el Estado".

"Esto hace que en Cataluña mucha gente no acepte nunca esa etiqueta, porque pervive el cliché de conservador asimilado a reaccionario", asegura el autor, que cita como contrapunto a los conservadores en Francia o Alemania, porque "Ni Sarkozy ni Merkel ocultan que son de derechas".

Sin embargo, asegura que "a la derecha política catalana aún se le espera", en el sentido de "una derecha que vaya a la guerra de las ideas convencida de que su armamento es suficientemente atractivo y moderno para ganarla" y alude, en este sentido, a la frustrada apuesta del ex presidente del PPC, Josep Piqué.

Martí, que sostiene que "el conservadurismo catalán existe pese a su invisibilidad", cree que "si uno dice que es de derechas debe añadir que es liberal, demócrata, moderno...esto es injusto y pesado, mientras que el de izquierdas no precisa más explicaciones".

"Ridiculizar de entrada cualquier aportación desde un ángulo conservador es empobrecedor para la sociedad", considera el autor, quien defiende que "la Iglesia, que tiene millones de seguidores, tiene tanto derecho a opinar sobre cuestiones morales como el Real Automóvil Club de Cataluña sobre carriles de autopistas".

Otra cuestión sobre la que incide Martí es en la revisión histórica, una cuestión en la que, opina, la derecha parte con desventaja. "Parece como si sólo la derecha tenga cadáveres en armario, mientras que a la izquierda no se le juzga nunca".

También la semántica juega en contra del conservadurismo hasta en los movimientos sociales. "Existen colectivos autodenominados antifascistas pero actúan justamente como lo contrario. Llamémosle entonces fascistas de izquierda y a los otros fascistas de derecha...pero caemos en esa trampa", afirma.

El relativismo con el que, a su parecer, se construye el discurso de la izquierda es otro elemento que lleva a que "cuando gobierna la derecha la culpa de las cosas es del gobierno, mientras que cuando gobierna la izquierda la culpa la tiene la vida".

"Cuando el conservadurismo está en el gobierno se abre la puerta para poder colgarle en la espalda todos los problemas, cuando es al revés, forma parte de la vida. Si Barcelona se queda sin luz es culpa de la vida, o de Pizarro (el ex presidente de Endesa Manuel Pizarro), que encima ha fichado por el PP", asegura.

Martí reconoce, no obstante, que "el mundo de la izquierda es más activo, mientras que el conservador tiende más al individualismo, es menos grupal y cuando acaba de trabajar a las ocho le cuesta más acudir a una reunión de vecinos. Por eso las asociaciones de vecinos están en manos de la izquierda", apostilla.

El periodista, nacido en 1970 en La Cala (L'Ametlla de Mar - Tarragona) y cuyo primer trabajo fue la pesca de arrastre ayudando a su padre, "un pescador que hizo sus primeras vacaciones cuando pasaba de los cincuenta años", relativiza también el fenómeno "mileurista".


Otras noticias

Contenido patrocinado