Buscar

DESTACAMOS
Hazte Oír anuncia que hará 'volar' a su autobús: así será su nueva campaña por vía aérea

Carles Capdevila: "Los periodistas nos hemos sentido parte de la élite"

EFE
16/05/2017 - 16:39
Más noticias sobre:

Barcelona, 16 may (EFE).- El periodista Carles Capdevila, autor del libro de no ficción más vendido en catalán en Sant Jordi, "La vida que aprenc", reconoce que los periodistas se sienten "parte de la élite" y se han "acercado más a los que hacen sufrir que a los que sufren", lo que considera un error porque afecta a la crítica.

"Yo, cuando era director de un periódico, estaba invitado a los mejores palcos y a los mejores restaurantes. Era una especie de circuito en el que entras, y que es un error porque no te permite ser crítico", ha explicado en una entrevista con Efe Carles Capdevila, que admite que lo suyo fue "un viaje de ida y vuelta" a las esferas del poder.

Atribuye el descrédito de los periodistas a que los lectores tienen la sensación de que los medios no hablan de sus problemas, sino de "la actualidad", un concepto que define como "una ficción que los periodistas hemos creado, llena de declaraciones y ruedas de prensa y que no se acerca a la realidad".

Desde que se apartó de "la primera línea de la actualidad", se ha dado cuenta de que no echa de menos ni a los políticos que le pedían su "complicidad", ni tampoco las tertulias en las que participaba, un género del que cree que hay "sobredosis" y que ha derivado en "un espectáculo que tiende más a distraer que a enriquecer".

Capdevila defiende con hechos su optimismo ante los que lo tildan de ingenuo: hijo de un carpintero y criado en un pueblo diminuto, Els Hostalets de Balenyà, ha podido estudiar filosofía, montar el programa APM?, vivir en Nueva York, fundar un periódico y lograr reconocimientos como el Ondas o el Premio Nacional de Comunicación.

Asegura que también lleva ganados cinco premios con los dos artículos que ha escrito sobre enfermeras y detalla que muchísimas enfermeras le han escrito confesándole que es la primera vez que leen en la prensa un artículo sobre su trabajo, algo que atribuye a que "aunque cada vez hay más medios, al final todos dicen lo mismo".

Capdevila lamenta que ser periodista en el ámbito de la educación "no cotice tanto" como serlo de política o economía, sobre todo teniendo en cuenta que "digitalmente ya se puede comprobar que las noticias de salud y educación son las más leídas, pero ni tan solo midiendo la audiencia parece ser suficiente para que nos demos cuenta".

En "La vida que aprenc" Capdevila reúne una selección de artículos periodísticos sobre temas que son esenciales para el autor, como la memoria, la vida en compañía, la educación, la salud y la condición humana, con todas sus contradicciones.

Confiesa que cuando era director del diario ARA, muchos le pedían que escribiese sobre política y economía "porque un director se tiene que dirigir a esos poderes", pero cuenta que más tarde esas mismas personas le reconocieron que esa era su "gracia", la de no escribir lo mismo que el resto.

Así, prefiere escribir sobre los colectivos que realmente transforman la sociedad, como los voluntarios, los educadores sociales, los monitores de ocio o los presidentes de las AMPAS, personas a las que desde los medios "se les da muy poca gasolina pero que son muy agradecidos y la saben aprovechar muy bien".

Asegura Capdevila que, a raíz de que le detectara un cáncer, se dio cuenta de que todos sus temas favoritos tenían un nexo común, los cuidados, y por ello uno de sus artículos estrella, "Besos de una madre", trata precisamente del cuidado materno.

Admite que no le gusta en absoluto "la épica de que las enfermedades nos hacen mejores", pero reconoce que sirven como mínimo para "poner orden", ya que "en situaciones extremas, haces un poco de limpieza y ves con quién te entiendes mejor y con quién no, como una selección natural".

Otras noticias

Contenido patrocinado