Buscar

La ciudad del Medio Ambiente, a orillas del río Duero

Lola Silva
26/02/2008 - 11:15

La Ciudad del Medio Ambiente será la primera en España diseñada y desarrollada íntegramente con criterios ecológicos. Su eje central de actuación girará siempre en torno al empleo, la investigación y el desarrollo de las energías renovables. Para su puesta en marcha ya se han superado los 500 millones de euros.

Su valor diferencial reside en los criterios de sostenibilidad sobre los que se fundamenta: máximo respeto a las características naturales de su emplazamiento, mantenimiento de la topografía y mejora del arbolado actual, máxima sostenibilidad en la arquitectura propuesta, sostenibilidad energética, soluciones avanzadas para la gestión del agua y los residuos, movilidad sostenible y actividades empresariales e industriales comprometidas con el medio ambiente.

La nueva joya de la Comunidad

Para la Vicepresidenta primera de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, "no hay, en este momento, ninguna referencia similar a la Ciudad del Medio Ambiente en la Unión Europea en cuanto a los criterios arquitectónicos y de sostenibilidad sobre los que se asienta".

En opinión del Presidente del Consorcio para la Ciudad del Medio Ambiente, José Manuel Jiménez, "el papel fundamental es el de la arquitectura, de manera que todas las obras y construcciones que se realizaran en este espacio han de concebirse siempre con base en principios del desarrollo sostenible y del máximo respeto al entorno en el que se integran".

Cómo está dispuesto el espacio

La Ciudad del Medio Ambiente cuenta con una superficie total ocupada de 559, 86 hectáreas y está ordenada territorialmente a través de ocho campus o áreas diferentes. El 58% del espacio ocupado por los distintos campus estará dedicado a actividades culturales, deportivas y de ocio. Un 21% del espacio de los campus estará dirigido a actividades empresariales de investigación e industria y otro 21% del territorio campus estará dedicado a viviendas y dotaciones urbanas.

Un espacio para las empresas



Campus Tecnológico:
con una extensión que abarca el 34% de la superficie urbanizable, esta área albergará las inversiones empresariales destinadas a I+D+i en los ámbitos de las energías renovables, la bioenergía, las telecomunicaciones y el medio ambiente, entre otros. Se prevé la creación de 80 proyectos empresariales relacionados con la investigación.

Campus Industrial:
ocupará el 32% del espacio urbanizable y podrá acoger una decena de grandes proyectos de desarrollo y producción industrial en los sectores energético, agroalimentario y la producción bioenergética.

Campus Institucional: se prevé en este campus el asentamiento de un centro de congresos y equipamiento didáctico ambiental especializado en agua, energía, gestión de residuos y naturaleza entre otras materias. Se estima que reciba anualmente unas 30.000 visitantes.

Campus Hábitat Experimental: destinado al conjunto de viviendas, en torno a 780, que se construirán en la Ciudad del Medio Ambiente. Un 33% del total de estas viviendas serán en régimen de VPO, otro 33% serán libres en bloque y el resto, unifamiliares libres.

Campus Residencial Transeúnte: se prevé en este espacio una instalación hotelera y una residencia temporal con capacidad para 300 personas.

Campus Cultural Arqueológico: mostrará una de los enclaves culturales del proyecto, el yacimiento arqueológico de la necrópolis medieval del Soto de Garray.

Campus Deportivo: esta área reunirá la primera Escuela Nacional Ecuestre que se creará en Castilla y León, así como diferentes instalaciones multifuncionales dedicadas a la práctica de deportes como natación, paddle, tenis, gimnasia… El campus deportivo estará conectado a través de una pasarela peatonal con el monte Valonsadero.

Parque Fluvial y Lacustre del Duero: este espacio se centrará en la regeneración y recuperación de las márgenes naturales del río. A lo largo del parque fluvial se organizarán diferentes recorridos pedagógicos vinculados a la naturaleza del entorno y al uso público del parque.

El pasado año, el proyecto recibió el premio Ciudad, Urbanismo y Ecología 2006 por el Colegio de Arquitectos Vasco-Navarro, el reconocimiento a la originalidad y el valor social y cultural fueron destacados entonces.

Críticas ecológicas

Las principales asociaciones ecologistas tachan de auténtico despropósito el proyecto indicando que en ningún caso se puede denominar como Ciudad del Medio Ambiente cuando se piensa edificar en uno de los espacios ribereños más importantes de España por el estado óptimo de conservación que presenta el Soto de Garay.

Expresan su total desaprobación e indican que este es un caso de especulación urbanística claro y muy serio, donde la sensibilidad ambiental brilla por su ausencia.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0