Buscar

Un tigre extinguido 'resucita' en otro animal

Luis Miguel Ariza
20/05/2008 - 14:24

Expertos australianos logran “revivir” un fragmento genético del Tigre de Tasmania, un marsupial extinguido, al insertar su ADN en cobayas de laboratorio.

Por vez primera, los científicos han logrado que un gen de un animal que está extinguido, el Tigre de Tasmania, “funcione” una vez insertado en otro animal.

El experimento, recogido en el número actual en la revista PLoS ONE, describe como un gen del tilacino – el nombre común de este marsupial carnívoro australiano– es capaz de generar hueso y cartílago una vez insertado en una cobaya. No se trata de “Parque Jurásico” (donde los expertos en la ficción lograban resucitar a los dinosaurios a partir de su ADN extraído de las trompas de los mosquitos atrapados en ámbar fósil) pero al menos es un comienzo.

Un caso inaudito

“Es la primera vez que el ADN de una especie extinguida se ha utilizado para provocar una respuesta funcional en otro organismo viviente”, ha indicado Andrew Pask, del departamento de zoología de la Universidad de Melbourne. “A medida que desaparezcan más y más especies, perdemos un conocimiento que resulta esencial para conocer cuales son las funciones de estos genes perdidos y su potencial”.

El ultimo Tigre de Tasmania –también llamado Lobo de Tasmania– murió en cautividad en el zoo de Hobart en 1936. Se trataba del marsupial más grande del mundo, y su aspecto era como el de un perro, de 1,80 metros de largo, cabeza grande, mandíbulas prominentes con afilados colmillos y magníficas rayas listadas y negras. Se creía que el animal ladraba como un fox-terrier, pero ni siguiera se conservan grabaciones.

La razón de su desaparición por supuesto, hay que achacársela al hombre. El tilacino fue objeto de una caza brutal por parte de los primeros pobladores europeos de Australia. Su sentencia de muerte comenzó cuando la compañía Van Diemmens, y el Parlamento de Tasmania, la isla habitada por este marsupial desde hacía 3000 años, ofrecieron una recompensa de una libra por cabeza para eliminar al perro de las listas manchadas que exterminaba las ovejas de los ganaderos, traídas desde Europa.

Aunque oficialmente es una especie extinguida, no faltan relatos que alimentan, desde 1936, que el Tigre sigue vivo, como la gente que asegura en EE UU que ha visto a Elvis en los bares de carreteras después de muerto. Una noche de 1982, Hans Naarding, un guarda forestal de Tasmania, se despertaba a las dos de la mañana y encendía su linterna para explorar la vida nocturna animal. Entonces, según el propio Naarding, un tilacino adulto quedó embrujado por la luz del guarda. Durante tres largos minutos, este hombre asegura que estuvo contemplando a un animal al que la ciencia da por extinguido.

El trabajo de Andrew Pask resulta, en cierto sentido, una especie de resucitación de la especie, pues hacer funcionar ADN extinguido en cierta manera es como traer una parte –aunque sea pequeñísima– de este tilacino a la vida. Su equipo aisló el material genético de un especímen del tigre de hace 100 años que estaba conservado en etanol. Después de asegurar que se trataba de ADN de tilacino sin contaminación externa, observaron la producción de cartílago y hueso en las cobayas.

"Esta investigación tiene un potencial enorme, incluyendo el desarrollo de biomedicinas, y podemos ganar conocimientos muy valiosos sobre la biología de animales extinguidos”, ha comentado Richard Behringer, del departamento de biología molecular del Centro Anderson del Cancer en Texas, Houston.

Y no es el primer intento para traer a este marsupial al mundo. El director del museo australiano, Mike Archer, lleva desde hace años investigando la forma de clonar al Tigre de Tasmania. En su museo hay crías de tilacino conservadas en formol. Para ello habría que secuenciar el 99 por ciento de su genoma, ensamblar sus cromosomas, y luego insertar este ADN en un ovocito de un pariente del tilacino, el Diablo de Tasmania, que es otro marsupial parecido a un ratón. Y esperar. Desde luego, el éxito no se podría lograr al primer intento –con la oveja Dolly se necesitaron 300 ensayos y se trataba de un animal actual. Pero la posibilidad, aunque muy remota, existe.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
28-10-2009 / 10:11
crow
Puntuación 0

Por culpa del humano se an perdido muxas especies por dinero o por el simple echo de matar,especies que llevan mas tiempo aqui que nosotros,si ubiera una posibilidad de devolverlas a la vida seria un milagro y una nueva era, ojala y se consiguiese un saludo que todo salga bien.

#2
31-10-2010 / 12:07
anonimuos
Puntuación 0

yo pensaba que los habian revivido

por que no lo reviven mezclando razas cercanas a el haciendo hibridos