Buscar

El Ártico podría quedar sin hielo en verano en una década

Agencias
4/07/2008 - 19:53

El océano glaciar Ártico perderá durante el verano toda su masa de hielo en siete ó doce años, según alertó el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Carlos Duarte, durante la presentación del estudio 'Impactos del calentamiento global sobre los ecosistemas polares', en la Fundación BBVA.

Este investigador explicó que en septiembre del año 2007 se alcanzó un "mínimo histórico", con una "pérdida abrupta del hielo en el Ártico". "En un mes se perdió la cantidad equivalente a lo perdido en los quince últimos años juntos. Esta caída de hielo llevó a situar la extensión de hielo del Ártico a 4,1 millones de kilómetros cuadrados de hielo, frente a los 8 que eran los mínimos que se habían registrado hasta el momento. Era una previsión que apuntaba como escenario de finales del siglo XXI", comentó.

Retroceso del hielo

En la misma línea, el experto apuntó que el Ártico se calienta "dos veces más rápido que el resto del planeta", en concreto, "a un ritmo de 0,4 grados por década", y que para el siglo XXI "se prevé que sea la zona terrestre que más rápido se caliente".

Además, alertó sobre la aceleración en la fusión de las placas de hielo en el Ártico y en la Península Antártica, cuyas consecuencias son "importantes", porque afectan a procesos "fundamentales para el resto del planeta", como el clima y el aumento del nivel del mar.

En concreto, la disminución de la placa de hielo ártico "se está acelerando" y el frente de hielo retrocedió en el verano de 2007 dieciocho kilómetros diarios, con una pérdida en la extensión de hielo estacional "casi veinte veces mayores que las de las última décadas".

Pocos efectos en la Antártida

Por el contrario, en el caso de la Antártida, se espera que el calentamiento sea "prácticamente nulo", que durante millones de años siga siendo un "continente de hielo sin perturbaciones", aunque se observa una pérdida de hielo "en las zonas de la periferia, que ocupan las amplitudes menos elevadas", y en la parte interior, un incremento de la masa de hielo.

Así, la placa de hielo antártico está perdiendo 152 kilómetros cúbicos de hielo al año, lo que equivale a una disminución de hielo de 8.000 kilómetros cuadrados en la Península Antártica durante los últimos cincuenta años, y a un aumento global anual del nivel del océano de aproximadamente 0,4 milímetros.

Disminución del Placton

El impacto del calentamiento global en la megafauna antártica no es tan aparente como en el Ártico, según señala el estudio, donde la pérdida acelerada del hielo marino, sobre todo en verano, afecta al éxito reproductor y a la supervivencia de algunas especies de la megafauna, como el oso polar, las focas de Groenlandia y de casco ya que ambas dependen de las plataformas del hielo para vivir y criar.

Además, destaca el caso del pingüino emperador, "uno de los vertebrados antárticos más adaptados al hielo", capaz de sobrevivir a temperaturas inferiores a menos cincuenta grados bajo cero, durante las tormentas del invierno.

En este sentido, el estudio señala que está previsto que tanto la biomasa como la producción de plancton disminuyan en la Antártida "hasta diez veces", por el aumento de la radiación ultravioleta. "La rápida pérdida de hielo en el Ártico aumentará el impacto de la radiación ultravioleta en ese ecosistema, generando cambios que podrían propagarse en un efecto dominó por toda la cadena trófica", explica una de las autoras del estudio, Susana Agustí.

Duarte comentó al respecto que el deshielo en los polos está originando cambios en la biodiversidad, "se están introduciendo e instalando especies invasoras (insectos, plantas, ratas), que antes siempre habían llegado pero que no habían sido capaces de sobrevivir a los inviernos y ahora sí, que están desplazando a la fauna autóctona. También, hay una pérdida de abundancia de krill y un emplazamiento de pingüinos que están viendo fracasar su éxito reproductor junto con otras especies que dependen del krill ártico".


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
15-07-2008 / 17:00
Puntuación 0

Cuesta mucho negar que el deshielo ártico está escapando a las previsiones más extremas. Tal y como alegó hace unos días el científico Carlos Duarte del CSIC, algo está escapando a los modelos informáticos.

Tras dos años de estudio independiente sobre el calentamiento global, he llegado a conclusiones determinantes al respecto que, cuando menos, deberían tomarse en consideración urgente, y que les invito a conocer en esta sencilla y humilde iniciativa que estoy intentando impulsar:

http://calentamientoglobalacelerado.net/alerta.htm

Un saludo y gracias por permitirme expresar mis ideas, que por otro lado, están apoyadas en pruebas observables y en estudios recientes por parte de diferentes grupos de investigadores.