Buscar

Descubren un caracol de mar depredador y con alas que se desplaza como los insectos

13:05 - 18/02/2016
Más noticias sobre:
Recreación del molusco. Imagen: Science Photo Library

Un equipo de científicos estadounidenses ha descubierto una diminuta especie de caracol de mar que se desplaza por el agua de manera similar a los insectos alados.

Los expertos pensaron, en un principio, que estaba observando una especie de mariposa acuática, pero, en realidad estaban estudiando un caracol. Se trata de un animal de 3 milímetros de tamaño que bate una alas para poder moverse. Concretamente, los científicos apuntan que utiliza los mismos trucos que los insectos en el aire.

"Parece que está volando, como un insecto muy pequeño", ha explicado el autor principal del trabajo, David Murphy, de la Universidad Johns Hopkins. El estudio, publicado en 'Journal of Experimental Biology', determina que el animal descrito es una 'Limacina helicina', un molusco depredador de aspecto extraño que de alimenta de plancton.

Sus acrobacias en el agua son similares a insectos, lo que, para los científicos, es "un ejemplo notable de evolución convergente". En otras palabras, el mismo rasgo ha evolucionado más de una vez en linajes completamente independientes.

"Casi todo el zooplancton utiliza sus apéndices de natación como remos. Estaba bastante seguro de que la mariposa de mar iba a hacer algo similar, pero me quedé muy sorprendido, ya que, más bien es como un insecto", ha insistido Murphy, en declaraciones a la BBC.

Para hacer el descubrimiento, Murphy y sus colegas utilizaron un sistema que llaman tomográfica velocimetría de imágenes de partículas. Se trata de cuatro cámaras de alta velocidad colocadas en un pequeño volumen de fluido, que está iluminado con rayos láser para seguir los movimientos de flujo. "Se hace una medición 3D de la corriente que produce el animal cuando está nadando", ha explicado.

Mismos trucos

Pero la forma de moverse no es la único que ha descubierto este equipo. El caracol, además, bate sus alas con un "ángulo de ataque" similar al utilizado por los insectos. "Resulta que utilizan uno de los mismos trucos que los insectos para generar la elevación", ha apuntado el científico.

Se trata de una maniobra por la que el caracol golpea sus alas juntas detrás de su espalda, y luego tira de ellas rápidamente para apartarlas.

"En el fluido se crean pequeños torbellinos en las puntas de cada una de las alas. Estos vórtices son útiles para generar la elevación adicional", ha indicado Murphy.


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0


El flash: toda la última hora